“Columnista internacional prevé una ofensiva anglosajona hacia Rusia”

El análisis del columnista David Armas Paz para Sputnik News hace un desglose del caso del exespía Serguéi Skripal y la influencia que tuvo el bloque anglosajón en una escalada de tensiones globales que se dieron el primer trimestre de este 2018, esto bajo el título “Mentiras, ignorancia, hipocresía e histeria: los pilares de la sociedad bajo el dominio anglosajón”, del artículo publicado el 26 de marzo.

TEXTO EDITADO:

El escándalo alrededor del envenenamiento de la familia Skripal parece haber dejado en un segundo plano otros problemas internacionales. Moscú espera del Reino Unido pruebas o una disculpa. Londres no se apresura en presentar ni lo uno ni lo otro, pero sí se ha esforzado en expandir en el espacio informativo occidental su versión de los hechos.

Lo que sí quiero hacer en lo sucesivo es utilizar esta historia como una ilustración perfecta del tipo de sociedad en la que todos vivimos hoy en día. Para lograrlo, como buenos investigadores, deberíamos intentar apartarnos de ella por un momento y hacer el esfuerzo de observarla ‘desde afuera’. Así que les propongo un pequeño experimento mental:

Asumiendo que la humanidad encuentre una manera de no autodestruirse en un futuro cercano y suponiendo que todavía existan historiadores en los siglos XXII o XXIII, ¿con qué conductas y rasgos generales describirán estos a la sociedad actual, amparada bajo el dominio político, económico y mediático del mundo anglosajón?

Me atrevo a resumir que destacarían cuatro aspectos: la mentira generalizada, la ignorancia voluntaria, la hipocresía colectiva y la histeria como recurso universal para lograr las metas propuestas.

MENTIRA GENERALIZADA

Por muy contradictorio que parezca, la mentira se ha convertido en una realidad más de nuestras vidas. Todos hemos chocado con eso alguna vez: maquillaje que modifica la realidad a conveniencia, fotos en las redes sociales que no corresponden con la realidad, historias pasadas que nunca sucedieron pero que crean una realidad para quienes las escuchan. El corolario de esta situación es que en nuestra sociedad, aún más que antes, solo las apariencias importan, no la realidad.

Esto es exactamente lo que estamos observando con el caso Skripal y con todas esas historias rusofóbicas, producto de la maquinaria propagandística anglosajona, tales como el envenenamiento de Litvinenko con polonio o de Yúschenko con dioxina. El hecho de que ni el gas nervioso, ni el polonio, ni la dioxina de ninguna manera sean armas eficaces para perpetrar asesinatos puntuales no importa en absoluto. Todo es válido cuando se trata de crear una imagen maléfica de aquel que haya sido señalado previamente como culpable.

Un simple tiroteo, un apuñalamiento en la calle o, mejor aún, cualquier ‘accidente’ es mucho más fácil de organizar e imposible de rastrear. Hay muchos crímenes comunes en el Reino Unido y conseguir que alguien robase y apuñalase a Skripal probablemente habría sido la versión más fácil.

Mientras tanto, los casos de envenenamientos de Skripal, Litvinenko o Yúschenko suponen una única conclusión razonable: en Rusia existe algún tipo de laboratorio secreto, donde químicos incompetentes elaboran venenos con una muy dudosa efectividad y mediocres agentes secretos rusos usan estos productos químicos para realizar asesinatos, preferiblemente justo antes de importantes eventos internacionales.

envenena06

En esta parte, se hace referencia a ocho casos (Serguéi Skripal, Alexandr Litvinenko, Vladímir Kara-Murza, Ibn al Khattab, Víktor Yúshchenko, Alexander Perepilichni, Karinna Moskalenko, Anna Politkóvskaya) que publicó Foreign Policy para sustentar esa “trama rusa” de espionaje, en la que la mayoría sobrevivió, con una sola víctima fatal.

Como es de apreciar, de los ocho casos de supuestos envenenamientos rusos, solo uno ha alcanzado su objetivo efectivamente: el puntual asesinato por sarín del líder terrorista Ibn al Khattab en 2002, cuya muerte los rusos estaban más que felices de atribuirse, para el temor de otros terroristas y recelo de quienes apoyaban su actividad en Rusia.

El caso de Karinna Moskalenko es un ejemplo más que ilustrativo sobre la credibilidad de las versiones apresuradas. Durante más de una semana, los críticos del Kremlin y la prensa a su servicio culpabilizaron a las agencias especiales rusas y personalmente a Putin de orquestar el envenenamiento de la activista, hasta que la investigación de la policía (esta vez alemana) resumió que se trató de un accidente cotidiano con un barómetro.

En cualquier sociedad medianamente honesta y educada a un nivel medio, ese tipo de alusiones significarían una presión social hacia aquellos que lanzaron esas acusaciones sin presentar pruebas, su castigo y/o dimisión, pero, de tratarse de Rusia, la mentira no se castiga.

IGNORANCIA VOLUNTARIA

De seguro que todos hemos enfrentado estos casos también. Le dices a alguien que su teoría no sigue las reglas del sentido común, que no está respaldada por los hechos, que contradice la lógica humana y en vez de agradecimiento por señalar sus errores lo que encuentras como respuesta es una negativa vagamente redactada de siquiera escuchar tu tesis o tomarla en consideración. Al principio podrías pensar que tu interlocutor no posee una mente brillante y carece de hábitos de lectura, pero mientras vas sumando experiencias te vas dando cuenta de que se trata de algo bastante alarmante: el habitante común de nuestros tiempos hace un esfuerzo muy determinado para simplemente ignorar los hechos que no correspondan con la visión del mundo que tienen (o que les han construido) en su cabeza.

Si Rusia es ‘el imperio del mal’ y el mundo anglosajón ‘el imperio del bien’ —porque así se nos inculca desde pequeños— entonces todo lo que culpabilice a Rusia y excuse los anglosajones es inconscientemente aceptado, porque eso corresponde con nuestro marco mental. Lo contrario es igualmente rechazado de manera inconsciente.

Sin embargo, si observamos los hechos con los ojos de los futuros historiadores, se nos abrirá un panorama bastante diferente. Tomemos un ejemplo simple: la Operación Gladio.

Si bien sobre las injerencias de EEUU en su ‘patio trasero’ se conoce bastante, Gladio sigue siendo realmente un secreto a voces. Excelentes libros y vídeos han sido publicados sobre esta operación. Incluso la BBC ha realizado un documental dedicado por completo a la historia de esta enorme organización, que se especializaba en operaciones de falsa bandera por todo el Viejo Continente. Así es: una red de agentes de la OTAN respaldaba y financiaba organizaciones terroristas en Europa Occidental para culpabilizar a la KGB soviética de sus atentados.

En particular, son los responsables del infame bombardeo de la estación de tren de Bolonia, el acto terrorista más grave que haya sufrido Italia tras la Segunda Guerra Mundial, en el que murieron 85 personas y más de 200 resultaron heridas. Tal y como lo ha leído: la OTAN mató a su propia gente con el propósito de crear en la población un temor ante ‘la inminente amenaza roja’. A eso podríamos sumarle casos como la explosión del acorazado estadounidense Maine en el puerto de La Habana, que justificó la guerra de EEUU contra España y el arrebato de sus últimas colonias. O el ficticio ataque en el golfo de Tonkín, que dio paso a la no menos infame Guerra de Vietnam.

Existe un principio simple en la psicología y, especialmente, en la psicología criminal, que me gustaría compartir:

El mejor predictor de comportamiento futuro es el comportamiento pasado.

Todo criminólogo lo conoce el primer año de sus estudios profesionales. De ahí que los investigadores le dan tanta importancia al ‘modus operandi’, es decir, al particular método que elige un delincuente para ejecutar sus crímenes. Así que, armados con este principio y las historias pasadas, me atrevo a resumir la siguiente tesis:

Los regímenes anglosajones tienen un largo y bien detallado historial de ejecuciones regulares bajo banderas falsas en búsqueda de sus objetivos políticos y geoestratégicos. Especialmente aquellos que les proporcionan ante la sociedad un pretexto perfecto para justificar una agresión militar contra sus contrincantes.

Pero todo esto no tiene la menor importancia en la sociedad moderna, porque está plagada de una ignorancia voluntaria. ¿Qué importa que la CIA haya elaborado más de 600 planes para asesinar a Fidel Castro y llevado a la práctica decenas de ellos? Todo lo que percibe la gente es que ‘los decentes gentleman’ de EEUU y Reino Unido jamás intentarían envenenar a un exagente ruso para usar el caso en beneficio propio. ¿Por qué no? Porque sus políticos, medios de comunicación y series televisivas así lo dicen.

Es esa ignorancia voluntaria de hoy día la que derrota fácilmente los hechos o la lógica.

otan

El autor, continuando con su tesis lanza una crítica al discurso que se maneja desde occidente en el nuevo contexto internacional, aludiendo además a una clase política de aquel sistema bipartidario occidental.

HIPOCRESÍA COLECTIVA

La ignorancia voluntaria es importante, por supuesto, pero no es suficiente. Por un lado, ser ignorante, aunque útil para descartar un argumento basado en hechos y/o la lógica, no es algo útil para establecer la superioridad moral o la legalidad de tus acciones ante otros. Un imperio requiere mucho más que solo la obediencia de sus súbditos: lo que también es absolutamente indispensable es un fuerte sentido de superioridad al que agarrarse cuando se comete una acción hostil contra el otro tipo, que no tiene el derecho moral de hacer lo mismo contra el imperio.

En la sesión del 12 de marzo, la representante de EEUU ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Nikki Haley, afirmó que si se producen nuevos ataques químicos contra los ‘rebeldes pacíficamente armados’ en Siria, su país bombardearía Damasco sin la aprobación del Consejo de Seguridad. Dejemos a un lado si el Gobierno de Bashar Asad quisiera usar armas prohibidas y buscarse más problemas en un momento que tiene la guerra prácticamente ganada.

Y he aquí la mayor de las hipocresías: la sola presencia de tropas estadounidenses en el suelo sirio es una violación al derecho internacional. Como ha sucedido también con Yugoslavia o Irak. Pero todo esto no tiene la menor importancia, porque la sociedad moderna está carcomida por una hipocresía colectiva.

Todo este circo solo es posible por el hecho de que en las élites occidentales (políticas, sociales, mediáticas) pocos tienen el coraje, o la decencia, para llamar a todo esto lo que realmente es: una flagrante muestra de violación de todas las normas del derecho internacional. Tanto la agresión extranjera como la hipocresía colectiva se han convertido en los dos pilares esenciales para la supervivencia del dominio anglosajón: el primero es la base de su imperativo económico, del que de una forma u otra se nutren todas las capas; el segundo es el requisito previo para la justificación pública del primero.

Pero a veces incluso eso no es suficiente, especialmente cuando las mentiras son evidentemente absurdas. Entonces, el elemento final, casi milagroso, siempre aparece: la histeria.

LA HISTERIA COMO RECURSO UNIVERSAL

Nunca he sido partidario de pintar a todos con la misma brocha, ni menos de seguir la dicotomía que generalmente se hace entre liberales y conservadores, izquierdistas y derechistas, etc. Considero que todas las tendencias han sido igual de útiles en el proceso del desarrollo humano, al igual que una persona necesita de dos pies para caminar de manera más ágil.

Lo que sí cuestiono es la histeria generalizada de la que últimamente han hecho uso los políticos que se llaman seguidores de tendencias ‘liberales’. Solo piense en la manera en que los demócratas de EEUU capitalizaron la llamada ‘injerencia rusa’ y se dará cuenta que los llamados ‘liberales’ nunca bajan de un tono emocional. Lo mismo sucede con los ataques químicos en Siria y el envenenamiento de los Skripal. En vez de seguir los procedimientos establecidos por las normas internacionales, especialmente creados para ese tipo de casos, los ‘liberales’ modernos apuestan por la histeria colectiva como recurso universal para obtener lo que planean.

Esto es lo que hace que los ‘liberales’ sean una audiencia perfecta para las operaciones de bandera falsa: simplemente no procesarán la narración que se les presenta de una manera lógica, sino que reaccionarán de inmediato de una manera fuertemente emocional, generalmente con el impulso de “hacer algo”.

Ese “hacer algo” se expresa habitualmente en la aplicación de la violencia contra aquellos que no tienen la capacidad de responder o la imposición de prohibiciones, restricciones, regulaciones contra aquellos que sí. Puedes intentar explicarle a ese ‘liberal’ que lo último que los rusos querrían hacer es usar un método ingenuo para tratar de matar a una persona que no les interesa en absoluto, o explicarle que lo último que el Gobierno sirio haría en el curso de la exitosa liberación de su territorio nacional de los ‘terroristas buenos’ sería usar armas químicas de cualquier tipo, pero nunca lograrías convencerlo de que está a punto de tomar una decisión errónea.

De ahí los acontecimientos efectistas, pero totalmente carentes de lógica, como la expulsión de 23 diplomáticos rusos o el impulsivo bombardeo de un aeropuerto sirio. Es por eso que ese “hacer algo” es muy bien utilizado por los grupos de presión para canalizar los impulsos genuinos de las personas en su propio beneficio político.

CONCLUSIÓN

Entonces ahí lo tenemos: un dominio global construido (y mantenido) sobre mentiras, aceptado sobre la base de la ignorancia voluntaria, justificado por la hipocresía colectiva y defendido por la histeria como recurso universal. Esto es lo que constituye el ‘mundo occidental’ de hoy en día, mantenido bajo el paraguas del dominio anglosajón.

Sin embargo, al tratar con los rusos, su ‘realidad’ aparentemente no funciona. Los rusos podrían ser la única nación europea que a día de hoy ha logrado mantenerse fuera del dominio anglosajón. Una civilización ‘alternativa’, que, según las palabras de Margarita Simonián, “es capaz de perdonar muchas cosas, pero no la arrogancia”. A diferencia del dominio anglosajón, los rusos de hoy han aprendido mucho de sus errores históricos y hacen lo posible por no repetirlos.

Pero sí que hay una lección de historia que los líderes anglosajones deberían aprender: cuando se trata de Rusia, la arrogancia es suicida.

SEGUNDA PARTE

caricaturasputnik06

El columnista David Armas Paz, publicaba luego, el 28 de marzo, otro artículo de opinión en el portal informativo Sputnik News, bajo el título “Ataques, escalada verbal y amenazas: el reverso de un mes verdaderamente histórico”, en el que hace una descripción del contexto conflictivo que se avizora entre Rusia y el grupo de la OTAN.

Realizando un compendio del contexto próximo, el escritor detalla los últimos sucesos de este panorama global.

El 1 de marzo Vladímir Putin ofreció su discurso anual ante la Asamblea Federal de Rusia donde presentó al público las novedosas armas de disuasión nuclear que reducen a cero las posibilidades de la OTAN de cercar el país con sus sistemas antimisiles.

El 4 de marzo Serguéi Skripal, un exagente ruso al servicio de Londres, y su hija, fueron hallados inconscientes en una de las calles de Salisbury (Reino Unido).

El 6 de marzo Boris Johnson, secretario de Exteriores del Reino Unido, insinuó que el Kremlin estaba implicado en el intento de envenenamiento de los Skripal y cuestionó la participación de Inglaterra en el Mundial de Rusia 2018.

El 12 de marzo Theresa May, primera ministra británica, responsabilizó a Rusia del envenenamiento y le dio a Moscú un plazo de 24 horas para justificarse. Rusia ignoró el ultimátum. Desde la Cancillería rusa catalogaron la intervención de May como un “espectáculo circense en el Parlamento británico” dentro de una campaña contra Moscú.

El 13 de marzo el jefe del Estado Mayor de Rusia, Valeri Guerásimov, advirtió de que si las vidas de los militares rusos en Siria se ven amenazadas, “las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia tomarán medidas de respuesta tanto contra los misiles como contra sus portadores”. Ese mismo día, Guerásimov mantuvo una conversación telefónica directa con su homólogo estadounidense, Joseph Dunford, pero los detalles de la llamada no se han dado a conocer.

El 15 de marzo el Reino Unido bloqueó una declaración del Consejo de Seguridad de la ONU redactada por Rusia que pedía una investigación “urgente y civilizada” sobre el envenenamiento del exagente Skripal. Esa misma jornada, el secretario de Defensa británico, Gavin Williamson, dijo ante la prensa que Rusia debe “callarse y apartarse” de la investigación.

El 18 de marzo Vladímir Putin vence en las elecciones presidenciales de Rusia con un récord de aprobación histórico. Ese mismo día, el comandante del Mando Central de EEUU, el general Joseph Votel, declara ante el Comité de Defensa del Senado que “las diferencias con Rusia” deben resolverse “a través de los cauces políticos y diplomáticos”.

El 19 de marzo el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE emite una declaración de respaldo completo al Reino Unido.

El 21 de marzo el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia convoca a todos los embajadores en Moscú a una sesión informativa sobre el caso Skripal.

El 22 de marzo el jefe del Estado Mayor de Rusia, el general Valeri Guerásimov, mantiene otra conversación telefónica con el presidente del Estado Mayor Conjunto de EEUU, el general Joseph Dunford.

El 26 de marzo, varios países del bloque transatlántico deciden seguir el ejemplo del Reino Unido y expulsar a diplomáticos rusos.

El autor cuestiona esas acciones para generar una coalición anti rusa a partir de discursos diplomáticos y políticos, pero supone un panorama europeo de respaldo a la administración de Vladimir Putin.

La respuesta del bloque pro anglosajón, se daría en “ataques de falsa bandera”.

Este es un instrumento ya casi tradicional del que diferentes poderes hacen uso para legitimar sus acciones ante la población. Por lo general, es un método asignado a regímenes dictatoriales, como lo fue, a modo de ejemplo, el Incendio del Reichstag que Adolf Hitler utilizó para culpabilizar a los comunistas alemanes, muy populares por la época, y deshacerse de ellos. Dado que al ciudadano de a pie se le lava el cerebro, para él es casi inconcebible que las ‘democracias liberales amantes de la libertad’ puedan usar métodos propios de ‘malvados regímenes dictatoriales sedientos de sangre’.

No obstante, la historia nos enseña que todos los regímenes son igual de propensos a la hora de usar ataques de falsa bandera con el fin obtener un estado de opinión pública favorable a aceptar políticas agresivas, hostiles e incluso violentas contra aquellos que ven como un obstáculo para su hegemonía.

Basta solo con recordar la explosión del acorazado Maine, utilizado como pretexto para intervenir en la Guerra de Independencia de Cuba y arrebatarle a España su últimas colonias; la Operación Gladio, con el fin de frenar el avance de las ideas comunistas en Europa; o el inexistente ataque del Golfo de Tonkín para justificar la invasión a Vietnam.

may-putin06

En el artículo, también se habla del “poder suave”, como estrategia mediática que se vende al mundo con estereotipos de aquellos “enemigos” del bloque de la OTAN. Además de la “escalada verbal” que es culpar de todo a los rusos para provocar histeria general.

Luego llega el uso del comportamiento gregario que es ese instinto a seguir lo que la mayoría diga, el que han desarrollado los animales de manadas para su supervivencia. Las élites saben hacer uso de esta inconsciente conducta humana para sembrar cualquier duda en la población.

Si todos los políticos, medios y ONG salen diciendo a la vez que “los rusos lo hicieron”, no tienes que preguntarte “¿por qué?”, “¿cómo?” o “¿para qué?”. Simplemente sigue la tendencia general y así demostrarás que estás con todos. De ahí que la mayoría de los países bajo el dominio anglosajón elijan seguir su política de expulsión de diplomáticos rusos, incluso simbólica, pero poniendo de manifiesto la veracidad de ese comportamiento.

Con el poder llega la responsabilidad. Pero también llega el sentimiento de omnipotencia e impunidad ante tus actos. Si no se pone bajo autocontrol, esto puede dar paso a un mal hábito que es difícil de superar: el uso de las amenazas para obtener la obediencia. Esto es precisamente lo que sucede con los malos padres, que no tienen otra manera de controlar a sus hijos, o lo jefes que no logran crear estímulos para sus trabajadores.

El gran problema para los líderes anglosajones es que ninguno de estos métodos funciona contra Rusia. O, mejor dicho, funcionan, pero con un resultado totalmente opuesto al pretendido. La difamación en las películas hollywoodenses, los intentos de culpabilizarlos por todos los males y las amenazas directas, lejos de desalentar a los rusos, solo logra espabilarlos y estimularlos a una resistencia más fuerte. La última reelección de Putin con un récord absoluto de aprobación debería ser una ilustración flagrante de que esa política está destinada al fracaso.

La cruda realidad es que Rusia es una civilización que, siendo europea, históricamente no se ha sentido identificada con lo que denominan ‘mundo occidental’ y, por lo tanto, no está dispuesta a seguir sus reglas de juego. Aquellos que aún fantasean con que eso pase, deberían saber que los rusos como nación no crecen programados bajo los conceptos de ‘identidad blanca’, ‘mundo civilizado’ o la ‘excepcionalidad’ estadounidense.

“No necesitamos crear nuevas amenazas para el mundo. Tenemos que sentarnos a la mesa de negociaciones y pensar juntos sobre el nuevo sistema de desarrollo de la civilización. Todas estas propuestas siguen vigentes. La política de Rusia nunca se basará en una visión de exclusividad”, recordaba a sus socios el presidente ruso, en su discurso ante la Asamblea Federal de Rusia.

Es precisamente esa visión de sí mismos y del mundo a su alrededor la que hace que Rusia haya sido capaz de sobrevivir históricamente y resistir a las innumerables intenciones de conquistas, la mayoría de ellas provenientes de Europa. Desde las cruzadas teutonas y la invasión polaca, pasando por Napoleón y terminando con Hitler. Es por eso que hoy en día, Rusia es la única nación europea independiente y capaz de plantarse con una agenda soberana.

Y eso, por supuesto, es totalmente inaceptable para el dominio anglosajón.

Sea como sea, en los próximos seis años de mandato de Putin, Rusia prevé enfocar sus esfuerzos en terminar de reformarse y salir de una vez de la transitoria etapa postsoviética para iniciar su nuevo camino como uno de los principales jugadores en el futuro mundo multipolar. En segundo lugar, seguir trabajando con China en la creación de un espacio de seguridad y prosperidad en Eurasia, para la cual es fundamental restaurar la paz en Oriente Medio. Rusia tiene mucho trabajo que hacer, y ninguno de esos planes involucra a Occidente.

EDICIÓN DE TEXTO: RAÚL PIZARRO

NOTA ORIGINAL (26 MARZO 2018):

https://mundo.sputniknews.com/opinion/201803261077340989-inglaterra-londres-skripal-opinion-novichok/

NOTA ORIGINAL (28 MARZO 2018):

https://mundo.sputniknews.com/opinion/201803281077417925-skripal-siria-rusia-reino-unido-eeuu-otan/

CRÉDITOS DE FOTOS:

EFE

OTAN SITE

SPUTNIK NEWS

SKY NEWS

//**LOS TEXTOS REPRODUCIDOS EN ESTE ESPACIO DE OPINIÓN SON DE ABSOLUTA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES Y NO COMPROMETEN LA LÍNEA EDITORIAL PLURAL – LIBERAL DE ESTE MEDIO DE COMUNICACIÓN//

@VisorBolivia

Anuncios

ODONTOCENTER BOLIVIA: “SONREÍR ES VITAL PARA TI”

modelos

VENTAJAS BOLETÍN.- ODONTOCENTER BOLIVIA – Clínica Dental, cuenta con un equipo de profesionales en odontología con una gran experiencia en el área dental brindando atención personalizada de la más alta calidad, nuestro centro es reconocido por la excelencia y eficacia en cada uno de nuestros servicios.

En ODONTOCENTER BOLIVIA – Clínica Dental nuestro principal objetivo es lograr que nuestros pacientes puedan volver a sonreír. Siendo así nuestro eslogan “Sonreír es vital para ti”.

ODONTOCENTER BOLIVIA se encuentra dotado de la más alta tecnología con la cual realizamos todos nuestros tratamientos odontológicos, nuestras técnicas modernas y nuestros excelentes profesionales nos han posicionado como una de las mejores clínicas de la ciudad.

ODONTOCENTER BOLIVIA – Clínica Dental brinda servicios especializados como:

-Ortodoncia

-Odontopediatria

-Estética dental

-Periodoncia

-Blanqueamiento Dental

-Cirugía Oral

-Endodoncia

-Limpieza Dental

-Implantología.

sonreir

MISIÓN

– Otorgar a toda la familia una atención dental integral de calidad basada en la excelencia, en un ambiente grato, acogedor y tranquilo.

– Contamos con profesionales comprometidos y altamente capacitados, dispuestos a brindar una atención bajo los principios de respeto, amabilidad, honestidad y transparencia.

– Tomarse el tiempo necesario para escuchar las inquietudes de cada paciente, poniendo énfasis en resolver sus problemas en forma personalizada y llegar junto con él a la mejor alternativa de tratamiento, lo menos invasivo posible y de acuerdo a sus necesidades. Lo que les permitirá recuperar su sonrisa, y con ella su autoestima, seguridad y confianza.

Además, para esto tenemos a disposición equipos y materiales nuevos de alta tecnología.

Adicionalmente, enfocarse en la educación del paciente y en la prevención, para lograr mantener una adecuada salud oral.

VISIÓN

Posicionarse como una clínica odontológica integral de excelencia que permita mejorar los niveles de salud bucal de nuestra sociedad, buscando la mejor alternativa económica para el alcance de todos. En donde se destaque la atención por su calidad, enfoque estético, responsabilidad, respeto, ética profesional y transparencia, para de esta forma ir generando una relación odontólogo-paciente de confianza.

ODONTOCENTER BOLIVIA – Clínica Dental se encuentra en la avenida 6 de Marzo de El Alto, edificio Torre León Mall Center, piso 2, oficina 5C. Se atienden emergencias las 24 horas mediante cita al 70518308.

aviso odonto

//@VentajasBoletín//

NOVA ERA – MEDICINA ESTÉTICA BRINDA 4 TRATAMIENTOS POR EL DÍA DE LA MADRE

Frases-para-hijas-5895637d3df78caebc5dd191

VENTAJAS.- NOVA ERA – Medicina Estética por el mes de la madre brinda 4 promociones en tratamientos pensados en todas las mamás de la ciudad de El Alto.

Las promociones se refieren a: 1. Tratamiento Antimanchas 2. Tratamiento de Plasma Rico en Plaquetas 3. Limpieza facial 4. Hidratación de manos.

El doctor Gonzalo Bailey Aramayo, médico cirujano titulado en la Universidad Mayor de San Andrés – UMSA, con altos estudios en Medicina Estéica en Buenos Aires, Argentina, y miembro de Asociación Internacional de Clínica Estética y Reparadora, explica cada promoción y sus beneficios para las mamás bolivianas:

“Tratamiento Antimanchas, es un problema muy común en la población de nuestra ciudad y es importante revisarlas con periodicidad, estas manchas se deben a la exposición de la luz solar en el mayor de los casos, estas manchas aparecen con más frecuencia a partir de los 40 años, el tratamiento se lo hace siempre con un previo diagnóstico de nuestros especialistas observando a cada paciente y la particularidad que tiene su piel”.

Por todo el mes de mayo el Tratamiento Antimanchas tiene un descuento de 50%.

“Plasma Rico en Plaquetas es un tratamiento que está de moda en el mundo cuyo objetivo es lograr el rejuvenecimiento en la funcionalidad celular, que significa que las células funcionen como si tuvieran diez a quince años menos. Este moderno tratamiento se puede aplicar al rostro o al cuero cabelludo”.

NOVA4

El tratamiento para PRP tiene en el mes de la madre 30% de descuento.

“Hidratación de las manos, en Nova Era de igual manera primero evaluamos a cada uno de nuestros pacientes porque el rostro, el cuello y en particular las manos son partes del cuerpo con una alta exposición a las inclemencias del tiempo y a los rayos solares y por eso requieren cuidados especiales. Las manos sufren con mayor agresividad por el clima seco y frío perdiendo el ácido Halurónico y disminución de colágeno y elastina. En NOVA ERA le ofrecemos esa hidratación que necesita las manos de nuestras mamás”.

“La Limpieza Facial consiste en mejorar el aspecto de la piel del rostro eliminando la piel muerta y quitando las impurezas retrasa el envejecimiento, equilibra el Ph y oxigena la piel, Nova Era le dará consejos para cuidar la piel de su rostro”.

WhatsApp Image 2018-05-15 at 02.02.30

En ambos tratamientos estéticos, el precio regular es de Bs 80, pero los jueves se tiene la promoción de dos por uno, es decir, dos mamás se pueden atender con solo Bs 150.

NOVA ERA – Medicina Estética invita a las mamás de El Alto a visitar la clínica para ser atendidas por personal calificado, profesionales especialistas y lo último en tecnología a nivel mundial para su cuidado y belleza personal.

NOVA ERA – Medicina Estética se encuentra en Ciudad Satélite, en la principal Avenida Satélite esquina Av. Ballivián No 514, a pocos pasos de la parada de los populares trufis que salen a San Pedro, en el primer piso de Farmacias Satélite, lado de BancoSol.

La atención es de lunes a viernes por las mañanas de 09:00 a 12:30 y por las tardes de 15:00 a 18:30. Se reciben reservas al teléfono 2818867.

ctnova05

//@Ventajas//

¿POR QUÉ DEBEMOS CAMBIAR EL SISTEMA EDUCATIVO EN BOLIVIA? – PARTE IV

EDUCA04

VISOR BOLIVIA / ARIEL HURTADO.-  En los tres precedentes artículos hemos abordado extensamente la problemática del sistema educativo en Bolivia; hemos, paso a paso, desmitificado algunos paradigmas errados, también hemos llegado a señalar con precisión los defectos del sistema educativo actual imperante en el mundo entero.

 

De manera prolija, clara y sencilla hemos ido mostrando cómo es que debería encararse la educación de los niños y jóvenes, también ahondamos en métodos educativos que han sido probados exitosamente en el mundo, los cuales tienen en común algo: la libertad; es decir, se educa para la libertad, se permite que el niño desarrolle sus habilidades naturales a su ritmo, el profesor se convierte en un guía, se abandona el adoctrinamiento tradicional y el sistema de evaluación continua que tanto daño le hace y le ha hecho a generaciones de seres humanos.

 

Ahora nos toca aterrizar en una propuesta tangible y concreta para Bolivia. Quedarse en la crítica y la explicación pedagógica filosófica resulta insuficiente, se debe encarar el problema y ofrecer una solución, la cual debe hacerse tomando en cuenta la realidad de nuestro país.

 

La Reforma al sistema educativo boliviano tiene tres componentes: uno legal, uno económico y otro pedagógico.

 

Legal: Se debe reformar la Constitución Política del Estado para liberar la prestación del servicio educativo; es decir, permitir que esta prestación sea realizada de manera libre, escogiendo las unidades educativas el método y contenido de estudio que ellos consideren pertinente en coordinación con los padres. La reforma también implica el quitarle al Estado la potestad de prestar este servicio, asignándole funciones de fiscalización y de guía en otras, sin quitarle la responsabilidad de contribuir económicamente, para que la educación esté al alcance de todos los niños y jóvenes del país.

 

Económico-Administrativo: La prestación del sistema educativo estará a cargo de sus gestores naturales, estos son: padres, profesores y empresarios. Estos serán los encargados de brindar el servicio a todos los ciudadanos del país.

 

El Estado, a través de un impuesto específico, financiarás las matrículas de todos los niños y jóvenes residentes en el país; este financiamiento se hará a través de baucher, los cuales serán entregados por los padres a las unidades educativas, estas cobrarán al Estado el monto asignado en los baucher; de esta manera todos los ciudadanos bolivianos tendrán la libertad de elegir en qué unidad educativa, bajo qué método y qué contenidos quiere que su hijo sea educado.

 

Toda la infraestructura de la educación pública tendrá que ser privatizada mediante una licitación pública nacional e internacional, estableciendo el monto de la matricula mensual a ser pagado, el monto de incremento anual a ser cubierto por el Estado y también la libertad de cada unidad educativa de ofrecer mejores servicios a los padres a cambio del incremento de las matrículas, estos incrementos serán cubiertos por los padres, pero solo en común acuerdo entre unidad educativa y los padres de familia; las unidades educativas privadas determinar de acuerdo a la oferta y la demanda sus matrículas mensuales, sobre estas no regirá ningún tipo de restricción.

 

El 80 % de las acciones de las escuelas públicas serán transferidas mediante licitación pública, el restante 20 % serán transferidos a titulo gratuito a todos los profesores titulados en servicio activo del sistema educativo nacional.

 

Para incentivar la inversión en educación, todas las unidades educativas estarán exentas del pago de impuestos y tasas municipales; los proveedores de material educativo (librerías) estarán exentos del pago de impuestos; la venta de productos y servicios destinados a las unidades educativas estarán exentas del pago de cualquier tipo de impuestos y o arancel de importación.

 

Los profesores estarán exentos del pago de impuestos sobre la propiedad de inmuebles y muebles sujetos a registro.

 

Las Normales también serán privatizadas, pasando el 20 % a manos de los docentes; también se autoriza la creación de Normales privadas, las cuales estarán exentas del pago de impuestos.

 

Método: Aquí viene el salto cualitativo más importante; el método educativo en Bolivia será libre, cada unidad educativa podrá elegir el método que considere conveniente, el cual podrá ser consensuado con los padres y profesores. El Estado reconocerá todos los métodos existentes en el país y otorgará el título de bachiller sin entrar en ninguna consideración, solo la constancia de que el estudiante culminó los años de estudio que este método establece, bajo las normas y cánones del mismo, está incluido el homescholer.

 

Contenido: El contenido de las asignaturas será también libre; pero el Estado determinará que todas las unidades educativas introduzcan obligatoriamente asignaturas que tengan que ver con la matemática, la física, la química, la lengua española, una lengua originaria, el inglés, la lógica, la ética, la moral, la retórica, la geografía, la literatura, y la historia universal y nacional. Cada unidad educativa decidirá libremente el método y las fuentes con las que impartirá estas asignaturas.

 

En cuanto a la historia nacional deberán impartir el contenido aprobado por el Estado nacional, pero tendrán la libertad de recurrir a otras fuentes históricas si así lo considerasen necesario.

 

Los padres tendrán la libertad de oponerse a que sus hijos lleven alguna asignatura que consideren no es provechosa para el desarrollo de sus hijos.

Con esta propuesta se lograrán tres objetivos:

1.- Reducir el gasto público, la corrupción y la burocracia. Gran parte de los recursos destinados a la educación se pierden en burocracia y corrupción, con este sistema todos los recursos tendrán un gasto efectivo; se acabarán con la corrupción en las licitaciones de construcción de escuelas, en el mantenimiento de las mismas y en la enorme burocracia que la maneja.

 

2.-Mejorar la calidad educativa: Al estar la educación en manos de sus gestores naturales (padres, empresarios y profesores) en un escenario de libre mercado, sin el lastre de la corrupción, el adoctrinamiento y el estatismo, la calidad de la educación crecerá de manera exponencial, este escenario generará que Bolivia se situé en los primeros lugares del mundo en cuando a calidad educativa, construyendo una nueva sociedad, de ciudadanos libres y creativos, seguros de si mismos, sin taras ni el lastre del adoctrinamiento.

 

3.- Calidad de educación para todos: El servicio educativo al estar en manos privadas , los cuales estarán compitiendo por los millones de estudiantes, los cuales tendrán el financiamiento a través de impuestos, conseguirá que todos los ciudadanos puedan acceder a un servicio educativo de calidad, sin importar la condición económica que posean, debido a que los baucher le permitirán tener la libertad de elegir donde matricular a sus hijos, en un escenario de una sana competencia por la calidad y el servicio.

 

Este nuevo paradigma en el sistema educativo podrá lograrse con mas facilidad si es aplicado en un Estado construido bajo los principios del liberalismo, pero mientras eso sucede podrá navegar en solitario en el Estado socialista actual, los resultados no serán igual de contundentes, pero si se logrará dar el salto cualitativo más importante de nuestra historia republicana.

 

//@VisorBolivia//

PUBLICADO ORIGINALMENTE EL 1 DE ABRIL DE 2018 EN WWW.VISORBOLIVIA.COM

¿POR QUÉ DEBEMOS CAMBIAR EL SISTEMA EDUCATIVO EN BOLIVIA? – PARTE III

EDUCA03

VISOR BOLIVIA / ARIEL HURTADO.-  Cuando nos hacemos la pregunta sobre ¿cuál es el método pedagógico que un Estado debe implementar para sus ciudadanos? surgen diversas respuestas y hoy conoceremos algunos métodos aplicados en educación.

 

Muchos apuestan por el sistema tradicional, otros sugieren implementar los métodos educativos de los países escandinavos (Finlandia, Suecia, Noruega, Dinamarca, etc.), en los cuales el sistema tradicional ha sufrido importantes cambios, es decir, podría decirse que estos países han encontrado los principales errores del sistema tradicional y han encontrado soluciones novedosas; otros, por el contrario, te dirán que se deben implementar los métodos Montessori, Waldorf u otros métodos pedagógicos que se enfocan en la explotación de la creatividad y el fomento a la confianza y la libertad individual.

 

Como seguidor del método educativo Montessori podría sugerir que sea este método el que nuestro Estado implemente en todas las escuelas públicas y privadas; hacer esta afirmación seria un oxímoron; es decir iría en contradicción a los principios liberales que profeso e incluso a los fundamentos de la pedagogía Montessori. ¿Por qué? Lo hablamos en nuestra primer y segunda columna dominical, los que deben decidir cuál es el método pedagógico a implementar en las escuelas, no son otros que los padres en coordinación armónica con los otros dos gestores naturales de esta, profesores y empresarios de la educación; vale decir no debe existir un método pedagógico impuesto por el Estado; la elección por parte de los padres debe ser libre sin ningún tipo de condicionamiento estatal y o grupal o colectivista.

 

Una vez establecida libertad de elegir y la libertad de cátedra; el Estado podrá sugerir los métodos educativos que considere más adecuados para sus ciudadanos, estas sugerencias deben responder a estudios que demuestren la eficacia de cada método sugerido; el Estado podrá establecer reglas generales en lo concerniente a la seguridad en las escuelas; también tendrá potestad de exigir en cuanto al contenido (parte académica) un mínimo de asignaturas que deberían estar obligatoriamente ofertadas por todas las unidades educativas; otro papel que el Estado deberá desempeñar es el ser arbitro de las disputas que pudieran surgir entre los tres gestores naturales del sistema educativo. La educación de los profesores deberá estar orientada de la misma manera; el Estado permitirá el funcionamiento libre de cuantas casas de estudios superiores en educación fueran necesarios, las cuales reflejaran la necesidad de los ciudadanos; el Estado podrá financiar todo en parte los estudios de los aspirantes a profesores, atendiendo la situación económica de cada uno de ellos.

 

Hablemos de los métodos que, a criterio nuestro, podrán garantizar un mejor aprendizaje, explotarán la creatividad y permitirán fortalecer la autoconfianza y la libertad de los niños.

 

El Método Montessori. Creado por la filósofa, médico y pedagoga María Montessori a comienzos del siglo XX, es a nuestro criterio, el mejor método educativo creado hasta la fecha; en base a la observación científica por años de los niños, María Montessori llegó a la conclusión que “El Maestro es el niño”. Éste en su desarrollo natural nos va mostrando sus habilidades naturales y sus inclinaciones, el maestro debe ser un guía que identifique estas señales y oriente al niño a explotarlas al máximo, es un método que no se preocupa en medir el aprendizaje en base una calificación obtenida en un examen; eso no existe en el método Montessori, es un método que permite que el niño aprenda sin traumas y sin presiones, consigue crear ciudadanos con una alta autoestima, seguros de sí mismos, con una asombrosa capacidad para discernir (educados para la libertad), la educación se convierte en algo que los niños aman; por consecuencia todo lo aprendido jamás es olvidado y está orientado a que puedan ser utilizados más adelante en la educación superior.

 

El Método Waldorf. Esta pedagogía es muy parecida a la Montessori, con la diferencia que se enfoca en que los menores aprendan más del movimiento y el reconocimiento del ambiente; además que basa su filosofía en la conclusión de que el ser humano tiene tres ciclos biológicos de aprendizaje: el primer ciclo comienza al nacer y termina a los 7 años, el segundo ciclo comienza a los 7 años terminando a los 14 años y el tercer ciclo va de los 14 años hasta los 21 años. Toda la pedagogía Waldorf se organiza en base a estos ciclos naturales de la vida humana.

 

Existen otros métodos extendidos alrededor del mundo, que buscan y aplican casi los mismos principios de la pedagogía Montessori; es decir, buscan educar a los estudiantes hacia libertad.

 

Si liberamos la educación en Bolivia y permitimos que la población pueda elegir libremente entre todos los sistemas educativos existentes, sea el sistema tradicional, sean las innovaciones nórdicas o eligiendo los diferentes métodos no tradicionales como Montessori, Waldorf y otros; con seguridad habremos logrado el cambio más trascendental de nuestra historia como país, y en menos de una generación veremos los frutos de estos cambios, los cuales se reflejan tanto en lo académico por un aporte, como en lo que respecta al comportamiento social de los individuos del Estado, con seguridad veremos renacer valores perdidos como la empatía, el respeto, la honestidad y la honradez; será un cambio que nos sacará de la oscuridad en la que venimos sumidos con el resto del mundo. La decisión pasa por nosotros los ciudadanos, si queremos cambiar los paradigmas, debemos comenzar por la base, y esta no es otra que la educación.

 

En nuestro programa Cambiemos de Paradigmas que se emitirá el lunes 5 de marzo, ahondaremos en detalle las características de los métodos Waldorf, Montessori y de la Educación Nórdica.

 

//@VisorBolivia//

PUBLICADO ORIGINALMENTE EL 4 DE MARZO DE 2018 EN WWW.VISORBOLIVIA.COM

¿POR QUÉ DEBEMOS CAMBIAR EL SISTEMA EDUCATIVO EN BOLIVIA? – PARTE II

EDUCA02

VISOR BOLIVIA / ARIEL HURTADO.-  Desde el año 2012 Bolivia se ha rehusado a participar del programa de evaluación educativa PISA, esta decisión gubernamental no es por dignidad, soberanía ni nada parecido, las razones son más que evidentes; el gobierno boliviano no se arriesgaría a ver a Bolivia en los últimos lugares de la evaluación mundial.

 

Cuando nos detenemos a analizar el sistema educativo boliviano predominante desde hace casi un siglo, encontramos la respuesta a la negativa gubernamental.

 

Surge la interrogante ¿En que está fallando nuestro sistema educativo? La respuesta es lacónica, el sistema educativo en Bolivia falla en todo; para demostrar esta afirmación primero debemos establecer claramente cómo debería ser un sistema educativo que cumpla esa función: educar.

 

Todo sistema educativo tiene tres componentes básicos, estos son el sistema (quién debe prestar el servicio y cómo debe financiarse), el método (referente a la metodología pedagógica con la cual se educará a los niños y jóvenes) y el contenido (conocimientos científicos, técnicos, históricos, artísticos, etc.).

 

Analicemos el SISTEMA: acorde a la corriente mundial de la época en Bolivia desde 1938 el Estado es el encargado de prestar el servicio educativo a los ciudadanos. Bajo la premisa de que la educación es universal, obligatoria y gratuita, el Estado tomó las riendas de la educación de los ciudadanos, pero lejos de educar creó un sistema burocrático y costoso, destinado ante todo al adoctrinamiento más que a la educación de los estudiantes; esto se ve revelado en la Constitución Política del Estado y en todas las leyes educativas que han sido aprobadas en Bolivia.

 

En nuestro país la educación es unitaria (la misma para todos) en un país cuya diversidad étnica y cultural está incluso exaltada en la Constitución, pero no solo la diversidad cultural y étnica es ya un contrapuesto al sistema, también la diversidad individual es y será totalmente opuesta a cualquier sistema que pretenda homogenizar la educación de los individuos en cualquier parte del mundo.

 

Como segundo elemento está la restricción a la libertad de decidir qué tipo educación tendrán nuestros hijos, todas las instituciones educativas privadas y públicas no pueden apartarse ni del método y mucho menos del contenido que el todo poderoso Estado tiene preparado para los estudiantes, sencillamente nadie en Bolivia, por más recursos que tenga, podrá lograr que su hijo sea educado con un método y contenidos diferentes a los establecidos por el Ministerio de Educación. Resumiendo, el sistema educativo en Bolivia además de ser burocrático, deficiente, corrupto y caro es también opresivo, pues les quita el derecho a los ciudadanos para elegir el tipo de educación que desean tener.

 

Analicemos el MÉTODO: una vez que el Estado ha tomado el control del sistema ha consolidado el primer eslabón de la cadena opresiva, pasa a implementar un método pedagógico que data de principios del siglo XX, es decir, hoy en Bolivia el método educativo tiene más de 100 años!

 

Este método considera que todos los individuos somos iguales, por consiguiente nos enseñan lo mismo a todos durante 12 años de nuestras vidas. Para el método actual, el estudiante no es más que un número, además que este número tiene la obligación de superar otro número, que es elegido quién sabe de qué manera por burócratas del Ministerio de Educación (la calificación mínima), con este sistema clasificamos a nuestros niños entre los excelentes, los muy buenos, los regulares y los malos; en ningún momento el método actual se detiene a explotar las habilidades naturales de cada niño, mucho menos el profesor pretende ser un guía para que el niño pula cada día esas habilidades y/o descubra nuevas para las cuales siente una inclinación cuasi predestinada.

 

Este método hace todo menos educar, por el contrario, se encarga de matar la creatividad de los niños, convierte a la escuela en una gran guardería amurallada donde todos vamos a cumplir una condena durante 12 años, el delito se llama educación. ¿Por qué hace esto el Estado? Surge la interrogante y yo tengo una respuesta: la mejor herramienta de dominación es el adoctrinamiento, el educar a los estudiantes hacia la libertad es un peligro para aquellos que usan al Estado para mantener poderes y privilegios, por consiguiente es más fácil matar tu creatividad, adoctrinarte para que consientas los abusos y restricciones a la libertad que el Estado socialista comete a diario con los ciudadanos; educar es un peligro para el sistema, es mejor tener súbditos que ciudadanos.

 

Analicemos el CONTENIDO: existen contenidos básicos que todos los individuos debemos aprender por igual, por una cuestión de necesidad natural como leer, escribir, sumar, restar, multiplicar, dividir, conocer las partes de nuestro cuerpo y la ubicación de nuestra ciudad y de nuestro país en el planeta y de este último en el universo, aprender de que está compuesto el agua, el aire, conocer como nuestro país se convirtió en un estado independiente y toda su historia, aprender valores como la empatía, la tolerancia, el respeto, la honradez y la honestidad. Nadie estaría en desacuerdo con eso, pero el tiempo necesario para poder enseñar a nuestros niños todos estos conocimientos y valores no deberían sobrepasar los tres años, de ahí en más cada unidad educativa en coordinación con los padres y en base a las necesidades de cada niño deberían determinar qué es lo que cada estudiante necesita aprender el resto de su vida escolar.

 

En Bolivia, sin embargo, el contenido de estudio viene preestablecido para todos por igual por 12 años a través del Ministerio de Educación, con esto cerramos el ciclo de adoctrinamiento; de esta manera tenemos estudiantes cada vez menos motivados en ir a la escuela, este periodo es más recordado por los hermosos momentos de camaradería con los compañeros, que por los conocimientos y las destrezas adquiridas durante 12 años de tu vida.

 

El sistema educativo en Bolivia es un fracaso, pero lo peor de todo es que es una fábrica que produce ciudadanos predispuestos al fracaso y la frustración, de ahí surgen todos los males que empeoran cada día nuestra sociedad; es por eso que urge cambiar completamente el sistema de prestación del servicio educativo en Bolivia; un cambio que nos permita construir ciudadanos mas no súbditos, que estos ciudadanos encuentren en la escuela el lugar que les permita explotar lo mejor de sí mismos y llegar a la edad adulta realizados y por sobre todo libres. Un ciudadano libre es aquel que fue educado para la libertad, por lo tanto, siempre sabrá tomar la mejor elección, se equivocará muchas veces con seguridad, pero tendrá la capacidad de reconocer sus errores y aprender de ellos.

 

El cambio al sistema educativo implica quitar la prestación del servicio educativo al Estado, el cual debe ser prestado por sus gestores naturales (padres, profesores y empresarios); el monopolio del método y el contenido deben desaparecer, así cada centro educativo definirá con los padres lo que es mejor para sus hijos; unos optarán por métodos como Montessori, Waldorf u otros, este cambio será la verdadera liberación de los ciudadanos bolivianos, un nuevo camino por recorrer en la historia, alejado de los caminos hacia la servidumbre como decía F. Von Hayek.

 

En nuestra próxima columna analizaremos los métodos pedagógicos Montessori, Waldorf y finlandés; te invitamos a poder seguirnos en nuestro programa Cambiemos de Paradigmas que se emite los lunes por FacebookLife, donde abordaremos en extenso la metodología utilizada por estos métodos educativos.

 

//@VisorBolivia//

PUBLICADO ORIGINALMENTE EL 26 DE FEBRERO DE 2018 EN WWW.VISORBOLIVIA.COM

¿POR QUÉ DEBEMOS CAMBIAR EL SISTEMA EDUCATIVO EN BOLIVIA? – PARTE I

EDUCA01

VISOR BOLIVIA / ARIEL HURTADO.-  De los 5 a los 23 años pasamos nuestro tiempo entre la escuela, la secundaria y la universidad, adiestrados sistemáticamente por el sistema, para poder estar desde los 23 a los 65 años trabajando, aplicando toda la información que el sistema quiere que poseamos, a los 65 años nos jubilamos, de ahí en más en nuestro país el tiempo de nuestro retiro libre dura en promedio 5 años (atendiendo a la esperanza de vida en Bolivia), es decir con el modelo actual, somos libres entre 5 y 10 años de nuestras vidas (dependiendo si llegamos a los 65 -70 años).

 

El sistema educativo boliviano (en la mayoría de los países del mundo también) es el mismo utilizado universalmente desde 1900, es decir, si hoy volvemos atrás, a un aula de 1900 en cualquier parte del mundo o de 1960 en Bolivia, veremos un pizarrón con un profesor al frente dando una clase magistral a un grupo de niños sentado al frente, debidamente ordenados en pupitres de madera, todo esto durante 5 horas al día por cinco días a la semana. Al ver esta imagen deprimente Surge una interrogante natural, si desde 1900 el estilo de vida de los seres humanos y el medio que lo rodea, han cambiado a una velocidad estelar ¿Por qué el sistema educativo sigue siendo el mismo de principios del siglo XX?

 

La interrogante planteada no tiene una simple respuesta, al contrario, es la suma de diferentes factores e intereses; en el programa “Cambiemos de Paradigmas” que se transmite todos los lunes por FacebookLive, hemos un iniciado un ciclo de 4 programas, donde buscaremos encontrar la respuesta a esta interrogante.

 

El primer programa del ciclo se centró en determinar ¿quién es el responsable de brindar el servicio educativo a los ciudadanos?, ¿Quién deber pagar el servicio educativo? ¿Qué método educativo es el más adecuado?

 

Alguien en algún momento de la historia decidió o invento que la educación debía ser pública, gratuita y obligatoria; a simple vista suena genial, quien podría oponerse a algo así, pero este postulado encierra en sí mismo a “el mejor invento para la dominación y sumisión de los ciudadanos” el cual cambia la violencia por el adoctrinamiento.

 

Derrumbemos algunos mitos; en Bolivia la educación está a cargo del Estado, este brinda el servicio mediante el sistema de educación pública y otorga permisos para que los privados también puedan hacerlo, pero el método, programas y contenidos de estudios son determinados por el estado; el común de los ciudadanos cree que la educación prestada por el estado es “gratuita”, lo cual es un tremendo error y una falacia imperdonable, ¿Por qué? Es simple nada es gratis, todo tiene un costo, este debe ser pagado por alguien, en este caso lo paga el estado, pero ¿De dónde saca el estado los recursos para pagar los costos de la prestación del servicio educativo?, todo ese dinero proviene de los bolsillos de los ciudadanos a través de los impuestos, Bolivia es el 4to país con mayor carga impositiva en el mundo; con nuestro dinero el estado boliviano gasta en promedio más de 1000 bolivianos por mes por estudiante, monto que contrasta con el precio promedio mensual que se paga en los colegios particulares, este está entre los 390 a 500 bs por mes ; el sistema educativo lo pagamos todos y la mayor parte de estos recursos se van a mantener la burocracia del sistema, mas no al servicio educativo en sí.

 

La prestación del servicio educativo a cargo del estado no es otra que un instrumento para el adoctrinamiento y la dominación, un brillante mecanismo de control, con el cual el estado se encarga de reprimir la creatividad, matar el instinto natural de libertad, en nuestro país ha servido para inocular marxismo cultural y para convertir a los ciudadanos bolivianos en súbditos voluntarios.

 

¿Quién debe prestar el servicio educativo? La educación debe estar a cargo de los gestores naturales de esta, ¿Quiénes son los gestores naturales?, los primeros gestores naturales de la educación son los padres, en el hogar todos aprendemos las cosas más importantes para nuestra vida, aprendemos a hablar, a caminar, a comer, a saludar, a respetar, a exigir respeto, en casa conocemos los elementos y para qué sirven, es incalculable el conocimiento que de manera sistemática recibimos de nuestros padres o tutores desde que nacemos hasta que alcanzamos la mayoría de edad. Por tanto, los padres o tutores deben ser parte activa del proceso educativo, es decir deben ser parte de la elección del método, programas y contenidos de educación que recibirán sus hijos o menores a su cargo.

 

Los segundos gestores naturales de la educación son los profesores, estos poseen un primer elemento importante que es la vocación de enseñar, además que poseen la experiencia por los años de enseñanza,; pero en la actualidad nuestros maestros han sido formados por el sistema educativo actual, por defecto tienen contaminada su experiencia que les dice algo muy distinto a lo que el sistema les dice que hagan, hoy al maestro tradicional le es más fácil hacer lo que venido haciendo por años, hacer lo que ha aprendido por tradición, convirtiendo la enseñanza en proceso de reproducción simbólica, cada maestro es poseedor del conocimiento de un paradigma fragmentado, el cual transmite a sus alumnos, para luego medir cuanto asimilaron a través de los exámenes y las calificaciones. Por tanto es necesario cambiar los paradigmas de los maestros para que estos como segundos gestores naturales de la prestación del servicio educativo, puedan ser parte de la elección del método, contenido y programa y ponerlo en marcha.

 

Los tercer gestores naturales de la educación son los empresarios de la educación; existen personas que tienen la vocación de invertir capital en el servicio educativo, a lo largo de la historia los empresarios educativos han ayudado mucho más a la educación de los ciudadanos que muchos gobiernos y ministros de educación juntos; un ejemplo boliviano es la profesora y empresaria Gladys Rivero de Jiménez (creadora de los libros Alma de niño y primeras Luces) , ella por si sola le ha dado a la educación boliviana mucho más que todos los presidentes y ministros de educación de nuestra historia.

 

La prestación del servicio educativo debe estar en manos de estos tres gestores naturales, los cuales se complementan el uno con el otro para dar un servicio educativo que permita a nuestros niños ser educados para la libertad y no como hoy en día, adoctrinados para servir al Estado.

 

¿Quién debe pagar el servicio educativo? Precedentemente derrumbamos el mito de que la educación pública es gratuita, es más develamos que el costo de la educación pública (más de 1000 bs por mes por alumno) es superior al costo de la matricula mensual promedio en los colegios particulares, esta oscila entre los 390 a 500 bs promedio. El ideal es que cada familia costee con su dinero el costo de la educación de sus hijos, esto les da libertad de elegir dónde y con qué método quieren que sus hijos sean educados, además que les da mayor autoridad para exigir a los otros dos gestores del sistema educativo; pero hoy en Bolivia la mayor parte de la población boliviana vive entre el umbral de la pobreza y la pobreza, otro gran porcentaje de la población tiene lo suficiente para vivir, pero les imposible costear por cuenta propia la educación de sus hijos, esto se debe al sistema estatista y socialista que tiene Bolivia desde 1921 y constitucionalizado en 1938, sin libre mercado, sin libertad económica, con altos impuestos, con un estado grande, gordo y corrupto, la población boliviana está condenada a seguir igual; solo con una reforma total al sistema, Bolivia podrá despegar y sus ciudadanos verán paulatinamente mejorar sus ingresos y su dinero tendrá mayor cantidad de poder adquisitivo, lo cual le permitirá ahorrar y costearse el servicio educativo y otros como el servicio de salud. ¿Qué hacemos hasta que el liberalismo cambie la realidad económica del país?, en tanto el liberalismo corrija los desfases del socialismo, el estado deberá hacerse cargo del pago de las matriculas mensuales de los estudiantes, financiando la demanda; este tipo de financiamiento estatal deberá financiarse por un impuesto específico; cada 5 años el estado evaluara los ingresos de las familias para determinar si siguen siendo elegibles para la totalidad del financiamiento estatal y o solo son elegibles para que el estado les financie parte de la matrícula, de esta manera el estado vera ir decreciendo su gasto fiscal en educación en tanto los ingresos de la población vayan aumentando como consecuencia de la riqueza generada por el libre mercado.

 

¿Qué método de enseñanza es el adecuado para los estudiantes?, la respuesta es la “Libertad” ¿La Libertad? ¿Qué método es ese?, la respuesta es simple, la libertad no es un método educativo en especial, es por el contrario, el derecho que tienen los gestores naturales de la educación (Padres, Profesores y Empresarios de la educación) de decidir que método educativo consideran ellos el adecuado para sus estudiantes, es decir cada unidad educativa decidirá el método, el contenido y el programa educativo que prestara a los estudiantes, los padres se convierten en participes de la elaboración de la metodología que su hijo recibirá, además de tener la libertad de cambiar de unidad educativa cuando lo considere necesario; en este sistema educativo no existe un método ni un programa uniforme, no hay una Ley que diga cómo debe impartirse la educación, no habar un Ministerio de Educación que por decreto dirá cuántas horas debe estar un niño en la escuela, cuantos días de vacación debe tener un niño, no habrá un Ministerio de educación que determine el contenido de la información que se les dará a nuestros niños.

 

Existen muchos métodos educativos que están concebidos para explotar al máximo la creatividad y el potencial de cada niño, son métodos orientados a “educar para la libertad” a los estudiantes, entre los más destacados tenemos el Método Montessori”, la Pedagogía “Waldorf” y la “Metodología finlandesa”. El lunes 19 de Febrero, en la segunda entrega del ciclo educativo en el “Programa Cambiemos de Paradigmas” nos abocaremos a estudiar los errores del método educativo tradicional que se imparte en Bolivia, sistema que compararemos con los métodos “Montessori”, “Waldorf” y la “Metodología Finlandesa”.

 

El proceso para “Cambiar de Paradigmas” debe comenzar por lo más importante que es la educación, debemos sacar a los ciudadanos del sistema educativo de adoctrinamiento al sistema educativo de la “Libertad”, educar a los niños para la libertad es el mejor legado que los padres y la sociedad les pueden dar a las generaciones futuras en Bolivia, los esperamos el próximo domingo en nuestra siguiente columna “Educar Para La Libertad Parte II”.

 

//@VisorBolivia//

PUBLICADO ORIGINALMENTE EL 18 DE FEBRERO DE 2018 EN WWW.VISORBOLIVIA.COM