AGUAS DEL SILALA “ARGUMENTOS DE CHILE Y BOLIVIA ¿HACIA UN TRIUNFO O UN EMPATE?”

conversatorio

BOLETÍN “HACIA EL BIEN COMÚN ” DE LA FUNDACIÓN VICENTE PAZOS KANKI

¿Qué es el BIEN COMÚN?: Se entiende por bien común el beneficio colectivo que sólo se puede ejercer a través de medios moralmente lícitos, (llega a todos los ciudadanos) que fomente las estructuras necesarias para que las personas se desarrollen de manera digna. Director: Diego Ayo.

CONVERSATORIO SOBRE LAS AGUAS DEL SILALA

El miércoles 19 de julio se desarrolló en la Fundación Vicente Pazos Kanki un nuevo conversatorio para debatir y analizar una problemática de interés nacional.

Las aguas del manantial boliviano Silala y la demanda interpuesta por Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya fueron los ejes del evento en el que participaron como exponentes el periodista e investigador Milton Lérida, el internacionalista Andrés Guzmán y el experto en recursos hídricos Guillermo Arroyo.

Lérida, conocido por su constante trabajo de investigación y fiscalización sobre la frontera del país con el vecino chileno, remarcó los hechos históricos y referenciales que hacen a esta problemática bilateral que se remonta a 1908.

Guzmán, joven profesional con libros publicados sobre la causa marítima, aportó detalles sobre la demanda chilena y sus argumentos conocidos para tratar de definir que el Silala es un río de curso internacional, algo que el país objeta históricamente.

Arroyo, experimentado ingeniero boliviano, dio detalles técnicos sobre la problemática hídrica y abrió el planteamiento para ver la demanda chilena mucho más allá de la coyuntura.

De las ideas planteadas esa jornada, se rescata este trabajo que incorpora material de consulta que espera servir para ampliar los conocimientos de la ciudadanía sobre el manantial boliviano.

manantial

FUNDACIÓN VICENTE PAZOS KANKI

Institución privada sin fines de lucro, que apoya la investigación, el análisis, el debate y búsqueda de alternativas plurales en varios temas para Bolivia.

El boletín informativo HACIA EL BIEN COMÚN – Evaluación y Alternativas, es parte de la política institucional de la Fundación Vicente Pazos Kanki y está incluido en su Plan Operativo Anual que  considera oportuno producir y reproducir información sobre hechos relevantes y destacados que deben llegar a población en general, ya que la fortaleza de la institución es apoyar, a partir de un pensamiento crítico que se convierta en pensamiento propositivo, la investigación, el análisis, los  debates y la búsqueda de alternativas plurales en varias temáticas para el país.

Los objetivos de esta publicación de acción institucional  son:

-Posicionar la información que produce la institución para sus asociados.

-Institucionalizar un instrumento comunicacional en la Fundación.

 

 

milton

LOS MANANTIALES QUE NACEN EN POTOSÍ HISTORIA:

La actividad minera en Potosí y Antofagasta se incrementó a finales del siglo XIX. Chile, previsor de acelerar y garantizar su producción mediante la compañía minera Huanchaca, asentada en Bolivia pero dirigida por chilenos, compró la línea férrea de la Compañía de Salitres y Ferrocarril Antofagasta en 1877. La compañía Huanchaca luego vendió sus acciones a la compañía anglo chilena The Antofagasta (Chili) and Bolivia Railway Co. Ltd. el 8 de diciembre de 1888 que se haría cargo de la línea férrea desde el punto denominado Ascotán.

Chile ya había aprovechado mediante canalización las aguas del río Loa, pero apuntó a abastecerse del río San Pedro. El tendido de cañerías continúo los siguientes años tomando los manantiales de Polapi, Palpana, Ujina Grande y Poquios.

Ingenieros ingleses y chilenos luego de la demarcación territorial del Tratado de 1904 ingresan a Potosí y advierten otro manantial que podía formar parte de su amplia red de abastecimiento: el Silala.

UBICACIÓN:

Los manantiales del Silala se encuentran en el Vice cantón Quetena Chico de la provincia Sud Lípez del departamento de Potosí. Es una cuenca hidrográfica de 70 km2 con cerca de 100 manantiales activos con corrientes subterráneas que brotan agua dulce. Su posición geográfica está en la hoyada del cerro Cabana entre los hitos 73 y 75 a 5.000 metros sobre el nivel del mar.

ANTECEDENTES:

Los antecedentes sobre las aguas del Silala se remontan a la primera normativa sobre uso de recursos hídricos que se dio el 8 de septiembre de 1879 con el Reglamento de Aguas que luego se elevó a rango de Ley el 28 de noviembre de 1906.

En ese marco, la Prefectura de Potosí otorgó mediante Escritura Pública Nº 48 del 28 de octubre de 1908, la concesión del uso de las aguas que forman los manantiales que existen en la zona del Vice cantón Quetena Chico de la provincia Sud Lípez a la empresa The Antofagasta (Chili) and Bolivia Railway Co. Ltd. para abastecer el funcionamiento de las locomotoras a vapor.

Sin embargo, alerta Lérida, ese contrato no cumplió con tres características básicas, en parte por la irresponsabilidad de las autoridades bolivianas de turno. La concesión no definió el precio del agua, no definió un tiempo de vigencia y no definió el volumen que salía desde Potosí hacia Chile, aspectos fundamentales para determinar la llamada “deuda histórica” que se hace hasta hoy en el vecino país.

Para 1991 una expedición in  situ de representantes nacionales y trabajadores de la prensa, evidenció los trabajos de canalización artificial realizados en la zona. Lérida explica que se encontraron 3 vertientes que lanzaban entre 60 a 80 litros por segundo y luego se descubrió 6 fuentes canalizadas que fácilmente botaban entre 160 a 200 litros por segundo.

Para los años 60s el sistema de ferrocarriles de Chile cambió su toma de combustible hacia el diesel. Tres décadas después y con los antecedentes de la primera alerta de canalización de 1991, el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada determinó revocar el contrato de concesión mediante Decreto Supremo 24660 del 20 de junio de 1997 que apoyaba la Resolución Administrativa 71/97 de la Prefectura de Potosí de mayo de ese año.

La resolución justificaba la revocatoria del contrato de 1908 porque se determinó “la desaparición del objeto, la causa y la finalidad de la concesión temporal del uso de las aguas”, además que ya no existía el concesionario “como persona colectiva en actividad en el territorio boliviano”, es decir, la empresa chilena  de ferrocarriles.

Esa empresa, presentó un recurso de nulidad a la Resolución Administrativa 71/97 a la Sala Plena de la Corte Superior de Distrito de Potosí que se declaró incompetente de resolver el caso.

La empresa luego fue comprada por el Grupo Luksic y cambió su denominación a Ferrocarril de Antofagasta a Bolivia (FCAB), mientras en Bolivia el año 2000 se adjudicó la administración del uso de las aguas del Silala a la empresa  Ductec SRL.

El conflicto de pago se derivó entonces a dos empresas privadas, dejando al margen a los Estados.

Sin embargo, el 4 de julio de 2000 la Cancillería de Chile decide asumir defensa del Grupo Luksic y de la otra aprovechadora del agua, la Corporación Nacional del Cobre (CODELCO) llevando el caso al ámbito bilateral.

cerranias

VERDADEROS MOTIVOS DE USO:

Para Lérida, Chile solo utilizó como excusa el transporte de minerales en el ferrocarril a vapor que amenazaba a la carga de Potosí y Oruro.

El Gobierno chileno, consciente de las necesidades de sus habitantes delegó la negociación a una de sus empresas para hablar del transporte de minerales, pero en realidad la necesidad se daba en el consumo humano de la población de Calama, además, y aún más importante, para la dotación de agua a la creciente industria del cobre a principios del siglo XX en el vecino país.

Por ello, el cambio de vapor a diesel en el sistema de combustible para los ferrocarriles no impidió que Chile continuara utilizando el mismo o mayor caudal de agua que ya abastecía entre el 60 y 80 por ciento de su actividad minera. Actualmente, comenta el periodista, Chile ya usa agua de mar para su industria.

En cambio, en Bolivia, los gobiernos de turno se olvidaron de aprovechar esos recursos hídricos y tampoco se ocuparon de fortalecer la presencia militar en la extensa frontera con Chile.

Finalmente, Lérida describe algunos errores del Estado Boliviano en el manejo de la problemática del Silala.

Uno de los temas en discusión es la denominación del Silala como “manantial” como afirma Bolivia o como “río” como pretende Chile. Un mapa elaborado por el Instituto Geográfico Militar (IGM) nominó al Silala como un río. El hecho fue denunciado en su momento, pero el mapa siguió impreso y distribuido como tal hasta 2003, algo que Chile aprovecha en la actual coyuntura con la demanda jurídica en curso.

Otra de las acciones infortunadas para el país se dio en el preacuerdo bilateral del 1 de octubre de 2010 en el que Bolivia se compromete a: asegurar a Chile la provisión de agua (Art.2), dejar abierta la posibilidad para que Chile aproveche el agua (Art. 3) y asumir solamente el pago del 50% del uso del agua sin tomar en cuenta la deuda histórica (Art. 6).

andres

LOS ARGUMENTOS DE LA DEMANDA CHILENA

La demanda sobre el Silala, explica Guzmán, debate si esta agua dulce es parte de un sistema acuático como define la posición boliviana o es parte de un sistema fluvial como aspira la posición chilena.

Para demostrar su postura, Chile argumenta tres puntos: 1) que existe un uso racional y equitativo de las aguas; 2) que Bolivia cambió varias veces su discurso en torno a la denominación del Silala; 3) que las aguas fluyen naturalmente en base a la ley de la gravedad desde Potosí hacia su territorio.

¿CUÁL ES EL USO ACTUAL DEL AGUA?

Luego de la concesión de la Prefectura de Potosí a la empresa anglo chilena The Antofagasta (Chili) and Bolivia Railway Company en 1908 para el uso de locomotoras a vapor, se produjo el cambio de matriz energética de esas máquinas de transporte por diesel.

El líquido entonces pasó a tener otros usos aprovechados por los siguientes propietarios del ferrocarril, la unión entre el Grupo Luksic, perteneciente a la familia más rica del vecino país, y la Corporación Nacional del Cobre (CODELCO) que se reparten el caudal de agua en 140 litros por segundo y 40 litros por segundo, respectivamente.

Esos 180 lt/seg son comercializados por ambas empresas privadas hacia el consumo humano y el abastecimiento de ingenios mineros en Chile. Es decir, el agua proveniente del Silala se ha convertido en un negocio lucrativo para los consorcios chilenos.

En el caso de CODELCO sus beneficios económicos producto del uso de las aguas del Silala, adquiere implicaciones bélicas pues como compañía chilena tiene el deber de aportar con 10% de sus utilidades para la compra de material bélico.

Chile ha ocupado en 2015 el tercer puesto de armamento militar en la región, cayendo al sexto lugar de Sudamérica para finales de 2016, según el ranking de Global Firepower Index (Índice Global de Potencia de Fuego) con unas FFAA de 60 mil miembros, 82 mil reservistas, 2.346 vehículos blindados, 236 aeronaves, 69 buques y un presupuesto de 5.483 millones de dólares.

¿EXISTEN CONTRADICCIONES?

Si bien en Bolivia hubo declaraciones equivocadas de altas autoridades sobre las características del Silala y también cartografía errada que le atribuyen el denominativo “río” al caudal nacido en Quetena Chico, no significa que Chile haya sido más coherente durante este siglo y nueve años de controversia.

Guzmán recuerda que autoridades chilenas llamaban vertiente o riachuelo al Silala (para ellos Siloli), por tanto, el argumento puede ser contrastado con facilidad.

Respecto a la cartografía, fue el canciller chileno Heraldo Muñoz quien mostró públicamente el mapa adjunto al Tratado de 1904 que describe al Silala como un río, situación que calificó como “un antecedente decididor” poco antes de que el tema fuera interpuesto como demanda por Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya el 6 de junio de 2016.

Pero en las contradicciones chilenas también se observa que Chile ya hizo una concesión del recurso hídrico antes de la Resolución de la Prefectura de Potosí en 1908.

La Dirección General de Aguas (DGA) de Chile reveló que su gobierno concedió los derechos de uso del agua a The Antofagasta (Chili) and Bolivia Railway Co. con el Decreto 794 de 11 de junio de 1906 para recibir 121 litros por segundo, es decir, en calidad de propietario.

En 1990 se ampliaron esos derechos a CODELCO para uso “permanente y continuo” a 41 litros por segundo, según la publicación de “Análisis de la oferta y demanda de recursos hídricos en cuencas críticas de Loa, Rapel y Mataquito”. Para 1996 se establece que los derechos de CODELCO beneficiarán a Chuquicamata, la región donde está la mina de cobre a cielo abierto más grande del mundo.

evo bachelet

MECANISMO DE CONSULTAS POLÍTICAS

El internacionalista e investigador recuerda que el tema Silala iba en reconocimiento de Chile dentro de la Agenda de 13 Puntos que se instaló entre las administraciones de Evo Morales y Michelle Bachelet en 2006, logrando para el país un preacuerdo que incluía el pago de 50 por ciento del uso del agua, algo que las empresas chilenas concesionarias con “derechos de uso” negaron abordar desde la década de los 90s.

El Mecanismo de Consultas Políticas fue diseñado por ambos países para suplir la carencia de relación a nivel de embajadas, tras la ruptura diplomática de 1962 del presidente Víctor Paz Estenssoro por el corte del río Lauca y el establecimiento de relaciones consulares desde 1978 dispuesto en el régimen del general Hugo Banzer Suárez.

El punto 7 de la Agenda de 13 Puntos se refería al Silala y los Recursos Hídricos.

Para el 5 de abril de 2009 ambos países representados por sus vicecancilleres Hugo Fernández por Bolivia y Alberto Van Klaveren por Chile, anunciaban en Santiago el reconocimiento de un pago y el uso compartido de las aguas.

El siguiente encuentro, y último del Mecanismo de Consultas Políticas, se dio el 14 de julio de 2010 en La Paz con los vicecancilleres de Bolivia, Mónica Soriano, y de Chile, Fernando Schmidt.

“Esta es una materia delicada para ambas partes y de interés de ambas partes, que evidentemente no puede resolverse en una sola reunión”, decía Schmidt. “Bolivia dio a conocer la deuda histórica y ante los criterios no compartidos hemos coincidido en que el equipo de trabajo antes constituido con relación a la temática del Silala se reúna nuevamente para analizar y responder sobre las propuestas que existan en esta materia”, agregaba Soriano.

Durante el siguiente gobierno chileno de Sebastián Piñera, el tema del Silala quedó archivado y las relaciones bilaterales se fueron deteriorando con constantes cruces verbales entre ambos presidentes.

Las gestiones de los cancilleres David Choquehuanca y Alfredo Moreno nunca lograron un acercamiento como se dio en los años 2006 a 2009.

El tema que quedó pendiente y dilatado ahora pasó a instancias judiciales como el mecanismo de resolución pacífica de controversias en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

CARABINEROS SILALA

EL OBJETIVO CHILENO

El ingeniero Guillermo Arroyo explica que el Silala se origina por el deshiele estancado hace siglos que yace muy abajo en un terreno esponjoso de granito, de donde brota y se acumula. Por ello niega el mito que los bofedales tienen 8 mil años y alerta que esas cosmovisiones pueden ser contraproducentes para Bolivia en la demanda chilena que trabaja con expertos en hidrología.

Para Arroyo la demanda presentada por Chile por las aguas del Silala no obedece a una estrategia política y coyuntural sino a un objetivo de sentar jurisprudencia internacional sobre la posesión y uso de los recursos hídricos fronterizos.

El constante asesoramiento y trabajo conjunto entre Inglaterra, Estados Unidos y Chile los hacen adversarios de nivel mundial, por tanto, considerar que la demanda solo aduce a definir si el Silala es un cauce, río o manantial, es no ver más allá de los verdaderos intereses chilenos.

El experto considera que el equipo boliviano que ya trabaja en la contramemoria a ser presentada hasta el 3 de julio de 2018, debe abocarse antes que lo legalista, hacia el ámbito técnico que desmenuce los elementos geohidrológicos para que Bolivia no sea sorprendida en el proceso.

Para ello, sugiere, sería conveniente buscar asesoramiento en expertos de Israel, Kansas en EEUU o Perth en Australia, lugares donde el trabajo de geología hídrica ha logrado buenos resultados con estudios a profundidad e instrumentos de última generación como visores satelitales o infrarrojos.

Precisamente, una de esas técnicas es la que el vecino país y su Instituto de Estudios Hídricos estaría aplicando en la zona fronteriza para haber anunciado que Chile será la primera potencia minera en corto plazo. “El agua es fundamental para la producción minera y Chile lo sabe”, agrega el experimentado ingeniero.

dibujo

APORTES Y PROPUESTAS

El conversatorio sobre las aguas del manantial Silala tuvo la participación de destacadas personalidades.

Varios criterios fueron expresados partiendo de la necesidad de una Ley de Aguas en Bolivia para así poder aprovechar los recursos hídricos que solo en Bolivia fluyen sin control y se desperdician, según sostuvo el consultor Jack Matijasevic.

La diputada nacional Jhovana Jordan, a su turno, puso énfasis en que según el Derecho toda concesión o pago por el uso de un bien se hace con el propietario de éste, dando ventaja a Bolivia por los antecedentes expuestos desde 1908.

En criterio del analista político Franklin Pareja es necesario que los ciudadanos tengan mayor información y se pueda establecer con claridad las diferencias entre río, manantial, lago y otros términos para expresar esta temática con propiedad; mientras el docente universitario Óscar Heredia ve bastantes diferencias de criterios internos, algo que debería ser superado como sucede con la demanda marítima boliviana que se ventila en la misma CIJ.

El experto Sergio Luis Vasquez planteó la necesidad de conocer más a profundidad las implicaciones y argumentos que Chile tiene, no solo dentro de sus pretensiones sobre el Silala sino a otros 13 ríos y lagos de la región. “Debemos ser más sofisticados”, recomendó.

El tema de una contrademanda boliviana, cuya posibilidad está en la mesa para 2018, y el pedido por el pago de la deuda histórica son aristas pendientes dentro de la problemática del Silala y la relación bilateral entre Bolivia y Chile.

muñoz rio

ÚLTIMOS ACONTECIMIENTOS

6 de junio de 2016

Chile formaliza la presentación de la demanda sobre el Silala ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya

“Hemos decidido tomar la iniciativa de pedir a la Corte de La Haya que se pronuncie sobre si el Silala es un río internacional como decimos nosotros” anunciaba la presidenta chilena Michelle Bachelet en un programa de radio

23 de junio de 2016

Los agentes de Bolivia, Eduardo Rodríguez Veltzé, y de Chile, Ximena Fuentes, se presentan en la sede de la Corte en el Reino de los Países Bajos para conocer el cronograma de la demanda

5 de julio de 2016

La CIJ establece como plazos para la presentación de la memoria chilena y para la contramemoria boliviana un año a cada uno de los países.

“Estamos listos desde hace tiempo respecto a las aguas del río Silala y por eso hemos presentado esta demanda ante Bolivia para que se respeten nuestros intereses a un uso razonables y equitativo de aguas que son de un río internacional”, decía el canciller chileno Heraldo Muñoz.

8 de julio de 2016

Se filtra a los medios que la Corte quitó los términos “río y “manantial” sobre los documentos recabados del Silala. Ambos gobiernos consideran esa disposición como “un triunfo” en el proceso.

20 de marzo de 2017

Canciller Heraldo Muñoz junto a la agente Ximena Fuentes, el coagente Juan Ignacio Piña y un grupo de parlamentarios visitan el lado fronterizo chileno donde desembocan las aguas.

“En el río Silala con Parlamentarios, agentes, expertos y Carabineros. Y es un río, como reconoció Bolivia 100 años”, escribe en su cuenta de Twitter @HeraldoMunoz.

3 de julio de 2017

La delegación chilena presenta ante La Haya la memoria sobre el Silala en seis tomos, dos históricos y cuatro técnicos. Bolivia debe presentar su contramemoria hasta julio de 2018.

haya

¿QUÉ PRETENDE CHILE ANTE LA HAYA? (*)

a) Chile pide que la Corte declare que el sistema del Silala, junto con las porciones subterráneas de su sistema, es un curso de agua internacional, cuyo uso se rige por el derecho internacional consuetudinario.

b) Chile pide también que se reconozca su derecho al uso equitativo y razonable de las aguas del Silala.

c) Que la Corte declare que Chile tiene derecho al uso que actualmente hace de las aguas del Silala, bajo el estándar de utilización equitativa y razonable.

d) Bolivia tiene la obligación de tomar todas las medidas apropiadas para prevenir y controlar la contaminación y otras formas de daño a Chile que resulten de sus actividades en las cercanías del Silala.

e) Bolivia tiene la obligación de cooperar y de proporcionar a Chile una notificación oportuna de medidas planificadas que pudiesen tener un efecto negativo sobre recursos hídricos compartidos, de intercambiar datos e información y de realizar, cuando proceda, una evaluación de impacto ambiental, para permitir que Chile pueda evaluar los posibles efectos de tales medidas planificadas, obligaciones que Bolivia ha incumplido

fluye

AGENDA DE LOS 13 PUNTOS

1) Desarrollo de la confianza mutua

2) Integración fronteriza

3) Libre tránsito

4) Integración física

5) Complementación económica

6) Tema marítimo

7) Silala y recursos hídricos

8) Instrumentos de lucha contra la pobreza

9) Seguridad y defensa

10) Cooperación para control antidrogas

11) Educación, ciencia y tecnología

12) Culturas

13) Otros temas

VEA: LA VERSIÓN DIGITAL DEL BOLETÍN IMPRESO PARA COMPARTIR:

https://www.flipsnack.com/IvanRada/boletin-6-hacia-el-bien-comun.html?b=1&p=12

La Fundación Vicente Pazos Kanki autoriza la reproducción parcial o total de este boletín, siempre y cuando se cite la fuente de referencia.

Las opiniones, criterios y posiciones de los participantes en el coloquio son de carácter personal y no reflejan necesariamente el pensamiento y la posición de la Fundación Vicente Pazos Kanki

FVPKLOGO

DIRECTOR: Diego Ayo Saucedo

COORDINADOR: Iván Arias Durán

REFERENCIAS:

(*) Fragmento: Documento oficial de Chile, Los Tiempos / Correo del Sur

TEXTO DE CONSULTA:

El Silala no es un río / UNADERENA mayo 2011

 

LINKS DE INTERÉS:

ARGUMENTOS DE CHILE SOBRE EL SILALA – TELE TRECE NOTICIAS

http://www.t13.cl/noticia/politica/la-haya-argumentos-chile-memoria-silala

ESTUDIO RATIFICA QUE EL SILALA ES UN MANATIAL – NOTA DE PRENSA EL DIARIO

http://www.eldiario.net/noticias/2017/2017_03/nt170330/politica.php?n=64&-estudio-ratifica-que-silala-es-manantial

URGENTE: SENTAR SOBERANÍA SOBRE LAS AGUAS DEL SILALA – POR MILTON LÉRIDA

http://miltonlerida.com/?p=376

 

//Edición GRUPO MULTIMEDIA V.E.A. //

Anuncios

PABLO CALUCHO ES DESPEDIDO DE RED UNO Y SE ATRINCHERA EN EL PERIODISMO DE RRSS

“Si los periodistas vamos a empezar a cerrar los canales de comunicación a la gente y solamente vamos a comunicar lo que a nosotros o al medio le conviene, no me da la gana de hacer periodismo de esa forma”.

calucho07

VISOR BOLIVIA / Redacción Central.- Le amenazaron con el despido si no cerraba sus redes sociales en las que comenzó a viralizar denuncias directas contra las autoridades de turno y funcionarios públicos en Santa Cruz. Este viernes, Pablo Calucho fue  retirado del canal naranja y anunció que hará periodismo a través de las redes sociales sin la censura de los grandes medios televisivos.

Conocido por ser fiscalizador de la policía, del sistema de salud, de los funcionarios ediles, de la Gobernación o de algunas entidades descentralizadas en la capital cruceña, Calucho narró que en las últimas semanas tuvo quejas por sus cuentas de Facebook desde donde transmitía las denuncias y quejas de la población. Aquello derivó en amedrentamientos de seguimiento e incluso la presencia de un efectivo policial que manejaba un expediente con datos de su familia.

Los ejecutivos de Red Uno, canal de propiedad de Ivo Kuljis y calificado dentro de los llamados medios paraestatales, le pidieron que cierre su cuenta de Facebook “Pablo Calucho Periodista” porque sus más de 120 mil seguidores expresaban su rabia en comentarios que podían ser calificados como “discriminadores”, señaló.

“Me pidieron que lo cierre y yo les dije que no, porque no tiene ningún sentido ser un periodista en ese tipo de condiciones que te comiencen a cerrar las ventanas de comunicación que tienes  con la gente de contacto directo”, dijo a través de su espacio en las RRSS.

reporte07

Calucho, periodista en PAT y Red Uno, entre otras cadenas nacionales, considera que los medios masivos ya no pueden trabajar con profesionales que escapan del monopolio del control editorial y comercial. Aseguró que la función del periodista es dar voz a la gente y no solo amplificar lo que los medios quieren difundir cada día.

“Desde un principio hemos puesto como bandera que (la página de Facebook) va a ser el medio entre el ciudadano que es afectado y las autoridades que no les da la gana de hacer su trabajo. Ya está bueno, no fiscalizan nada, no hacen nada, prometen hacer cosas y nada es sostenible y todo es un show para los medios de comunicación y nadie dice nada”, dijo.

Asimismo, proyectó realizar reportes diarios desde las calles cruceñas e incluso montar un set para difundir un noticiero a través de las RRSS, porque considera que el periodismo no debe ceder a las presiones de los dueños de medios y sus aliados comerciales, en este caso, las entidades del Estado central, departamental o municipal.

patrulla07

“Si los periodistas vamos a empezar a cerrar los canales de comunicación a la gente y solamente vamos a comunicar lo que a nosotros o al medio le conviene, no me da la gana de hacer periodismo de esa forma”, acotó.

Las cuentas del periodista cruceño son Calucho Periodista en Facebook, el WhatsApp 78155567 y la página http://www.pablocalucho.com.

“Solo les pido que compartan y si ven que me están haciendo algo deténganse y denuncien”, concluyó.

Con Calucho ya son varios los nombres de informativistas que salieron de las grandes cadenas como Enrique Salazar o Carlos Valverde en Santa Cruz, Gonzalo Rivera, Amalia Pando o Andrés Gómez en La Paz, todos por presiones políticas.

//@VisorBolivia/ Fotos capturas/ FB Pablo Calucho//

ENRÍQUEZ-OMINAMI, EL CANDIDATO CHILENO IMPLICADO EN ESCÁNDALO DE OAS

El jefe del PRO chileno llegó a Bolivia con promesas de diálogo y unidad, pero tiene cuentas pendientes en su país

selfieominami07

VISOR BOLIVIA / Redacción Central.- La visita a Bolivia del candidato chileno del Partido Progresista (PRO), Marco Enríquez-Ominami, incluyendo un encuentro con el mandatario Evo Morales en la residencia presidencial, abrió dudas sobre su protagonismo en el escándalo OAS que ya cobró en Brasil la cabeza de Luiz Inacio Lula da Silva.

Enríquez-Ominami llegó a Plaza Murillo y dijo a los medios de cobertura que es “un chileno que ama a su país”, pero que quiere buscar “diálogo sincero” con Bolivia para resolver los temas bilaterales pendientes sin acudir a estrados judiciales.

“Nos quieren hacer ver como enemigos y no lo somos”, afirmó en torno a los constantes cruces verbales y virtuales entre La Paz y Santiago por el tema marítimo, las aguas del Silala o los impasses generados recientemente en frontera.

Su presencia se dio junto a la comitiva oficial chilena que participó en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra de la XIII Reunión del Comité de Fronteras Bolivia Chile, que rompió un vacío de encuentros bilaterales de seis años y programó otro evento para el mes de septiembre en Valparaíso.

El investigador Carlos Valverde lanzó la pregunta sobre la relación del candidato chileno con la empresa brasileña OAS que protagoniza en Brasil el escándalo de Lava Jato que llevó al expresidente Lula da Silva a un juicio y sentencia de nueve años que será confirmada en el siguiente mes.

Valverde recordó que Enríquez- Ominami tuvo relación con OAS en su anterior postulación presidencial, porque ese consorcio brasileño le brindó recursos económicos en campaña, algo similar a las investigaciones que cayeron sobre el jefe del Partido de los Trabajadores de Brasil.

“OAS le puso un avión a Ominami para que se mueva como candidato y esto le generó problemas a Ominami”, citó según información que llegó a su conocimiento.

Efectivamente, el líder del PRO chileno es investigado en su país por la fiscal Ximena Chong, sindicado de haberse trasladado en un jet privado de OAS durante la campaña proselitista de 2014.

Recientemente, el candidato cambió de abogado y descalificó los ataques de sus contrincantes legislativos que ya pidieron una investigación del caso OAS luego de la condena de la justicia brasileña a Luiz Inacio Lula da Silva.

“Son un tongo por una razón muy simple, no son vinculantes”, respondió Enríquez-Ominami ante los pedidos de la conformación de una comisión que investigue el caso, según reseña el portal chileno Ahora Noticias.

ominamilula07

EL BRAZO LARGO DE OAS

Valverde no cree que el brazo de OAS solo haya llegado a favorecer a políticos de Brasil sino que recuerda el crédito que el propio Lula da Silva aprobó un crédito mediante el banco estatal para que el gobierno de Evo Morales realice la construcción dentro del Tipnis, condicionando la contratación de ese consorcio.

“En otro lado si una empresa privada te da plata y no la declaras eso es coima. Es casualidad que OAS, Lula, Evo y Ominami sean parte de un mismo tándem, a mí se me antoja que no es casualidad. Quién los juntó, es la pregunta que deberíamos hacernos”, concluyó el periodista cruceño.

OAS estuvo presente en Bolivia desde el segundo gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada y su último trabajo fue la construcción de la carretera Chuquisaca – Potosí, pero sobre todo se hizo notoria cuando se adjudicó el segundo tramo de la carretera Villa Tunari a San Ignacio de Moxos, atravesando con pavimento el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) en 2010.

El conflicto social disparado contra ese proyecto carretero movilizó a los indígenas en dos marchas de 2011 y 2012, siendo la primera histórica por haber logrado la Ley 180 de Intangibilidad que ahora sectores aliados al MAS y productores de coca quieren anual en la Asamblea Legislativa.

En Brasil las investigaciones del fiscal Deltan Dallagnol y el juez federal Sergio Moro determinaron que la administración de Lula da Silva favoreció a OAS, Odebrecht y otras constructoras con contratos y relaciones con Petrobras a cambio de “diezmos” o algunas acciones que desde 2014 salieron a flote.

//@VisorBolivia/ Fotos ABI/ archivo AP//