Archivos Mensuales: octubre 2019

BOLIVIA ENTRA EN UNA ESPIRAL DE VIOLENCIA ANTE INCERTIDUMBRE DEL RESULTADO ELECTORAL

disturbio10

Manifestantes atacan a los policías en Sucre, los efectivos luego se replegaron mientras el TED ardía en llamas / RRSS

VISOR BOLIVIA / Redacción central.- Sucre, Potosí y La Paz fueron tan solo las primeras ciudades en las que hubo disturbios el lunes, por el rechazo generalizado en la resistencia civil contra las acciones del Tribunal Supremo Electoral – TSE, que incluso fueron cuestionadas por la Misión de Observación de la Organización de Estados Americanos – OEA, sobre el manejo de resultados de los comicios del 20 de octubre.

Los vocales del TSE no se manifiestan desde el domingo y la reanudación de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares – TREP generó la reacción ciudadana  en todo el país, al ampliar el margen inicial entre los candidatos Evo Morales del Movimiento Al Socialismo – MAS y Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana, de 44% contra 39%, respectivamente, a 47% vs 37%, lo suficiente para desechar la segunda vuelta presidencial.

Todas las proyecciones del domingo, incluyendo el reporte inicial del TREP, habían apuntado al balotaje para el 15 de diciembre, pues el mandatario candidato no había logrado superar el 50 más 1 de los votos, ni sacar la diferencia de 10 puntos sobre su inmediato opositor, Carlos Mesa.

Al anular la segunda vuelta, activistas, cívicos, militantes del CC y población en general salió a las calles para exigir respeto al voto y denunciar fraude electoral. Los adeptos al MAS también se manifestaron y ocuparon las calles para hacer contrapeso a los opositores.

chavez10

Jóvenes en Riberalta lograron tumbar la estatua del difunto mandatario venezolano Hugo Chávez / RRSS

La violencia se disparó en Potosí desde la noche del domingo, cuando se descubrió material electoral en un domicilio particular, justo frente a las oficinas del Tribunal Electoral Departamental de la Villa Imperial.

El Comité Cívico Potosinista – COMCIPO, logró la intervención de la Policía y la Fiscalía, y la explicación de los funcionarios electorales fue que aquel era material de desecho que no implicada adulteración alguna de las actas de escrutinio. Sin embargo, durante la mañana, la gente siguió movilizada en Potosí, con amague de enfrentamientos con la Policía.

En la noche, pese al compromiso policial de no usar agentes químicos, el presidente cívico Marco Pumari increpó al comandante policial por la represión. Luego, otros grupo,llegó hasta el edificio del TED de Potosí para proceder a su quema.

pumaripac10

Pumari increpa al jefe policial por la gasificación a los marchistas; luego se quemó el TED de la Villa Imperial / RRSS

En Sucre la tensión fue mayor con la quema de la sede del TED de Chuquisaca, que derivó en un incendio incontrolable hasta horas de la noche que afectó a domicilios aledaños. Un video emitido en las redes sociales mostró a un hombre lanzándose del tercer piso de una casa en llamas, tratando de escapar del fuego y humo, pero cayó al suelo tras golpear una cornisa del piso de abajo.

La Policía fue rebasada y luego de escapar a la multitud, decidió replegarse e incluso manifestar su apoyo a los manifestantes, que exigen, como en todo el país, que el TSE emita el resultado final de las elecciones y convoque a segunda vuelta.

En el recinto ferial de Cochabamba, donde se instaló el TED y el SERECI, se reportó el desmayo de un reportero por impacto de un gas lacrimógeno mientras hacia la cobertura de las movilizaciones. El hombre, tendido exánime era reanimado por los mismos policías, según mostraron desde el matutino Los Tiempos a las 22 horas.

Por la laguna Alalay también vio a la gente movilizada en la noche. La Policía gasificó, pero los manifestantes lograron la calma con consignas para que los uniformados entiendan “no es contra ustedes”.

abaroa10

Militantes del MAS y de CC enfrentados en plaza Abaroa, sede del TSE / RRSS

La Paz también fue epicentro de enfrentamientos entre activistas y militantes del partido oficialista.

Desde mediodía, ambos bandos se apostaron tanto alrededor del ex hotel Radisson, donde se instaló Sala Plena con los vocales del TSE para hacer el recuento oficial nacional de los comicios generales, pero también en la sede del Órgano Electoral, en plaza Abaroa de la zona de Sopocachi.

Gritos y algunos golpes entre masistas y activistas fueron la característica de la tarde, en medio de un cordón policial contemplativo. Más tarde, los manifestantes comenzaron a lanzar objetos y piedras unos a otros. Finalmente, se encendieron fogatas para acompañar las vigilias en las cuadras alrededor de ambos lugares.

En zonas como la avenida Landaeta o el barrio de Miraflores se reportaron traslados e material electoral, como sucedió en Potosí. La gente tomó ese material y lo destrozó, generando la reacción policial. Un adulto mayor sufrió la consecuencia de los gases lacrimógenos.

En la noche, el rector de la UMSA, Waldo Albarracín, fue atacado con un golpe en la cabeza, que le provocó una herida sangrante y cuatro puntos de sutura. El activista de DDHH dijo que gente de Inteligencia lo siguió, pero no cumplió su objetivo de quitarle la vida.

Ya en la madrugada se escucharon disparos por Sopocachi, mientras en las redes se compartían imágenes de contingentes militares ingresando acuartelados a plaza Murillo.

militar10

Contingente de militares llegando a plaza Murillo cerca de medianoche / RRSS

Desde Tarija se reportó la quema de material electoral, luego que se tomará la sede del Tribunal Supremo Electoral con patadas y troncos usados para abrir el portón. Posteriormente, la gente se dirigió a una de las sedes del MAS para prender fuego a su frontis.

En la noche, jóvenes activistas se reunieron en Riberalta, en la plazuela en la que se erigió la estatua a Hugo Chávez, el difunto presidente venezolano, a la que se logró derribar después de varios minutos. El júbilo fue el matiz al ver caer el monumento al líder del chavismo socialista regional.

En Yacuiba los ciudadanos también salieron a bloquear las calles y se prendieron fogatas alrededor de la plaza central mientras se vitoreaba “¡No al fraude!”.

Desde Oruro luego del intento de toma del TED, los manifestantes fueron dispersados por la Policía, pero dejaron una fogata frente a la puerta del edificio estatal. La plaza 10 de Febrero también fue tomada y se prendió fuego a la puerta de la Gobernación departamental, policías y bomberos llegaron al lugar para dispersar a los militantes de ambos bandos.

Pasada la medianoche en Cobija hubo otra movilización contra el Tribunal Electoral Departamental donde se produjo la quema de materiales en puertas de esa entidad.

fuego10

Fuego dejado en Oruro como una de las tantas fogatas prendidas en el TED y la Gobernación / RRSS

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, trató de responsabilizar de todos los hechos de violencia al candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, como quien “debe hacerse cargo de la violencia”, al haber una “responsabilidad política” al haber convocado a las vigilias por la defensa del voto.

En respuesta, el expresidente dijo a la cadena CNN que él no convocó a la violencia sino que desde su candidatura promueve la desobediencia a este fraude de un gobierno autoritario.

Santa Cruz convocó para este martes a un paro nacional a partir del mediodía, mientras circulan en las redes versiones sobre la militarización del país. La constante de violencia se difundía en las redes sociales hasta la madrugada de hoy.

//@VisorBolivia//

FUNDACIÓN TIERRA IDENTIFICA A GANADEROS Y ASENTAMIENTOS COMO INVOLUCRADOS EN EL INCENDIO DE LA CHIQUITANÍA

sofoca10VISOR BOLIVIA / Redacción central.- La Fundación Tierra ha publicado el informe “Fuego en Santa Cruz”, en el que se identifica a la gran ganadería y los nuevos asentamientos como principales involucrados en el incendio de la Chiquitanía, que derivó en la quema de 3,6 millones de hectáreas en Santa Cruz y un total aproximado a las 6 millones de ha a nivel Bolivia.

El “Balance de los Incendios forestales 2019 y su relación con la tendencia de la tierra”, elaborado con datos al 30 de septiembre, proyecta que la cantidad de hectáreas quemadas en Bolivia de 5 millones, superará el histórico de 2010 con más de 6 millones, y confirma que Santa Cruz es el departamento más afectado por la práctica agraria y ganadera, a la que se sumó los 38 asentamientos en la zona de la Chiquitanía, registrados desde 2012.

El informe realiza una comparación de las hectáreas quemadas en las últimas dos décadas, confirmando que esta gestión significó el mayor desastre a nivel nacional, solo después de 2010 cuando se registraron 6.107.533 ha devastadas. Sin embargo, los datos de este año son parciales a septiembre y se llega a 5.027.975 ha, con lo que fácilmente ser podrá cerrar con una cifra mayor hasta diciembre.

mapa-fuego10

SANTA CRUZ, DESASTRE HISTÓRICO

Santa Cruz fue el departamento más golpeado con el siniestro de la Chiquitanía. El total de área quemada llegó al récord de 3.610.075 ha solo hasta septiembre, una cifra tendiente a crecer porque hasta el fin de semana todavía se registraban diez focos de calor que no fueron sofocados.

En el comparativo histórico, explica el informe, Beni siempre desarrollaba los chaqueos por encima de Santa Cruz, solo en 2010 las quemas fueron superiores en el oriente, coincidiendo con el incremento en el dato a nivel nacional de ese año.

Aquello se explica por la característica de pastizales de esas tierras que conlleva los llamados “ciclos reiterativos”, pero que se producen en las mismas tierras, sin extenderse a zonas boscosas.

Dentro del departamento, los municipios más afectados fueron “San Matías en la provincia Ángel  Sandoval, que representa el  24%  del  total  de  incendios del departamento. Le  sigue San Ignacio de Velasco con 19% y en tercer lugar se sitúa el municipio de Concepción en la provincia Ñuflo de Chávez con 14%. Los tres municipios mencionados suman 56,4%, lo que representa más de la mitad de los incendios”.

En cuanto a la superficie afectada en el departamento, Fundación Tierra destaca cuatro zonas macro: Corredor San José-Puerto Suárez, San Matías, Velasco y Concepción, que concentran el 89% de la superficie quemada de Santa Cruz, con 3.208.670 hectáreas afectadas del total de 3,6 millones ha.

“En el municipio de Roboré, la mancha más significativa que dejaron los incendios se encuentra en el tramo vial entre el centro poblado de Roboré y Carmen Rivero Torrez,  siguiendo la carretera principal que avanza hacia Puerto Suárez. La intervención  oportuna en la zona para el control del fuego, facilitada por su mayor acceso caminero y las alertas tempranas por las poblaciones del lugar, evitó un mayor desastre ambiental en la zona del valle de Tucabaca. Al sur, en los municipios de Charagua y Puerto Suárez se ubican los incendios que afectaron a los territorios Ñembi Guasu y Parque Nacional Otuquis”, explica el informe.

voluntarios10

INVOLUCRADOS EN EL INCENDIO

En la parte conclusiva del informe remitido por Fundación Tierra a este medio de comunicación, se afirma que los involucrados en el siniestro de la Chiquitanía son las grandes propiedades y asentamientos antiguos, aquellos aprobados hasta 2008, como se observa en la Tierra Comunitaria de Origen – TCO, con la comunidad Tierra Firme en la que se quemó la totalidad de sus 44 mil ha.

Otro sector involucrado es la ganadería de San Matías, donde existen al menos 17 propiedades con tierras por encima del límite de 5 mil ha establecido en la Constitución Política del Estado – CPE.

Los asentamientos en la zona de San José de Chiquitos y Roboré también son identificados con siete comunidades, con títulos aprobados en 2014, que suman 19 mil hectáreas. “Las  siete comunidades son: Paquiosillo, La Hacienda, El Soto, 12 de Octubre, Las Danielitas, Finaloba y 29 de Septiembre”.

A ello se añade al menos cinco grandes propiedades que se extienden por el municipio de Roboré.

Finalmente, se señala a 701 comunidades campesinas que recibieron la aprobación de asentamientos en Santa Cruz, por parte del Instituto Nacional de Reforma Agraria – INRA, desde 2010 con cerca de 822 mil hectáreas de territorio registrado y otro tanto, sin datos, que superaría el millón de hectáreas del oriente entregadas en una década.

“Las 701 comunidades con autorizaciones de asentamientos benefician con tierras fiscales a alrededor de 22.678  personas, a un promedio de 50 hectáreas por cada beneficiario. Las 701 comunidades con autorizaciones de asentamientos ocupan una superficie aproximada de 1.136.858 hectáreas”, remarca el informe.

cuadro-has10

GANADEROS ALIADOS AL RÉGIMEN

En ese marco, para Fundación Tierra la práctica regular de las quemas o “ciclos reiterativos”, se ejerció desde la gran ganadería situada a lo largo de las franjas de penetración de la frontera agropecuaria, localizadas principalmente en San Ignacio de Velasco y San Matías.

El documento confirma que existe una alianza entre el régimen de Evo Morales con los sectores corporativos del agro cruceño, que no salieron en defensa de los indígenas ni tampoco denunciaron los asentamientos en la Chiquitanía.

Fundación Tierra identifica a esos sectores agropecuarios como la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (ANAPO), Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz Bolivia (CAINCO), Federación de Ganaderos de Santa Cruz (FEGASACRUZ) que “tienen un pacto público-privado para la ampliación de la frontera agrícola, producción  de  los agrocombustibles (etanol y  biodiesel), duplicación de ganado vacuno para la exportación de carne a China, entre otros”.

beneficiarios10

ASENTAMIENTOS, TCO Y COLONOS

En segundo lugar, como protagonistas de los incendios y por la extensión de terreno, están los indígenas y beneficiarios de las TCO, pero también, en un tercer puesto, se señala a los asentamientos o colonos.

Aunque en menor extensión, esos asentamientos en la franja de San José de Chiquitos y Roboré implicó la devastación del Área Protegida Ñembi Guasu.

Fundación Tierra también realizó el estudio de lugar de origen de esos asentamientos, siendo la mayor parte colonizadores de la propia Santa Cruz con 43%, aunque la procedencia no está determinada si es autóctona o migrante. Le siguen colonizadores de Cochabamba (29%), Potosí (9%), Chuquisaca (7%) y La Paz (3%). Otros y sin datos suman 9%.

En ese marco, el informe de la organización considera que no es correcto responsabilizar a los colonizadores del incendio en la Chiquitanía, pues, además, más de la mitad de las hectáreas consumidas corresponden a tierras fiscales y en menor grado a propiedades comunitarias o privadas.

Sin embargo, Fundación Tierra considera que las críticas a esos asentamientos de colonos deben ser por la instrumentalización del campesino como sujeto político – partidario, en especial al sector de Cochabamba, trasladado al oriente.

“Tanto la población boliviana en general, las autoridades nacionales y subnacionales, como los actores involucrados en temas agrarios y  ambientales, deben cuestionar los asentamientos de nuevas comunidades, no como si fueran los principales culpables de los incendios, sino por las pruebas muy consistentes de que los beneficiarios son parte, sobre todo, de una clase dirigencial privilegiada, íntimamente vinculada al MAS, que hace uso indebido del nombre de “campesinos””.

//@VisorBolivia/ Fotos y cuadros Fundación Tierra//