Archivo de la etiqueta: LAMIA

CELIA CASTEDO: “DGAC ES LA ÚNICA QUE PUEDE DETENER UN VUELO”

Accidente de LaMia es uno de 26 hechos registrados en 2016. La exfuncionaria de Airways dijo su versión desde Corumbá, Brasil. Fiscal quiere que Castedo declare en Bolivia.

dgac-castedo-01

Castedo hizo observaciones al plan de vuelo, pero no tenía potestad de impedir su salida de Santa Cruz a Medellín

VISOR BOLIVIA (monitor, 3 enero).- El accidente fatal de la línea LaMia pudo evitarse con una simple orden de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), regional Santa Cruz, luego de las observaciones al plan de vuelo que hizo la funcionaria de AASANA, Celia Castedo. En tanto, la dirección aeronáutica boliviana registró 26 accidentes durante la gestión 2016, de los cuales solo dos tuvieron un informe conclusivo.

Castedo, funcionaria con casi tres décadas de experiencia en la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA), fue señalada por las autoridades bolivianas de tener indicios de responsabilidad en la tragedia que el 28 de noviembre pasado cobró la vida de 71 personas. Inmediatamente conocido su informe sobre el hecho, la mujer salió a Brasil para solicitar refugio, condición que la justicia federal le concedió de manera temporal a través de una cédula especial.

Radicada en Corumbá, Castedo fue entrevistada por el diario El Deber y la red Globo de Brasil, y a más de reiterar sus declaraciones iniciales, añadió que la DGAC, a través de los inspectores de turno, es la única instancia que puede detener la salida de un vuelo al conocer alguna observación o irregularidad en el plan de vuelo remitido por AASANA.

“Recalqué tres veces que el combustible era exactamente igual que el que se necesitaba para volar ese tiempo en esa ruta. La parte operativa es de exclusivo conocimiento de la empresa. Nosotros no podemos hacer nada. AASANA no podía impedir el vuelo chárter. Ellos, los de la DGAC, autorizan y fiscalizan todos los vuelos regulares y no regulares. La DGAC es la única que puede detener un vuelo, nosotros solo recibimos el plan de vuelo”, dijo Castedo.

ofidgac-01

Desde el 10 de diciembre se realizan allanamientos a las oficinas de la DGAC en Santa Cruz

Castedo, como funcionaria de la oficina de Airways, había realizado seis observaciones al plan de vuelo presentado por el despachador de LaMia, Alex Quispe, quien falleció en el siniestro de Cerro Gordo, Antioquía, a pocos kilómetros de Medellín, donde era el destino de la nave que llevaba al equipo de fútbol Chapecoense para disputar la final de la Copa Sudamericana. Una de las observaciones fue la autonomía de vuelo era justa para llegar a ese destino, cuando la normativa internacional exige que una nave tenga combustible extra para soportar hasta 90 minutos en el aire en caso de algún imprevisto.

“El tiempo de ruta era igual a l tiempo de autonomía”, advirtió Castedo según su nota oficial, y recibió como respuesta del despachador de LaMia “Así nomás lo presentó (el piloto capitán Miguel Quiroga). Lo hacemos en menos tiempo, no preocupe, es así nomás”.

Los inspectores de la DGAC, en palabras de Castedo, recibieron la solicitud de vuelo no regular previamente y ellos debían evitar que el avión salga con esos detalles técnicos que luego la entonces funcionaria de Airways detectó.

FISCAL LA QUIERE EN BOLIVIA

guerrero-judicial-01

Fiscal Guerrero se manifestó sobre Castedo luego de la inauguración del año judicial en Palacio de Gobierno

La Fiscalía General se pronunció luego de estar entrevista y se señaló que esa instancia hará “todos los actos judiciales” para que la exfuncionaria sea traída al país a prestar sus declaraciones.

“Se están haciendo los trámites ante la autoridad judicial que corresponde, se ha pedido, bueno sería que esta señora pueda declarar ante autoridades bolivianas que estamos investigando este hecho, sin embargo, sin perjuicio de ello estamos realizando todos los actos judiciales para que esta señora pueda ser traída al país”, declaró el fiscala Ramiro Guerrero a los medios de cobertura.

La exfuncionaria fue acusada de incumplimiento de deberes y salió del país luego de una primera declaración en la que, según explicó hoy, se sintió “amedrentada” en su derecho a la defensa.

El mismo informe de Castedo, presentado luego de 48 horas del siniestro, señalaba además que tomaron conocimiento de esas seis observaciones los encargados del circuito de meteorología Javier Gunter y del circuito de comunicaciones Roger Roca.

El organigrama de la DGAC, entidad dependiente del Ministerio de Obras Públicas y Servicios, muestra que la jefatura regional de Santa Cruz, donde partió el vuelo, tiene relación con el Instituto General de Aviación Civil y tiene mando directo de la Dirección Ejecutiva nacional. El jefe regional a.i. de Santa Cruz es Edgar Chávez, pero no se tiene datos desglosados de los inspectores delegados a los aeropuertos de Viru Viru o El Trompillo.

26 ACCIDENTES E INCIDENTES EN 2016

En tanto, el accidente de LaMia no fue el único ni mucho menos. Según datos de la DGAC durante 2016 se reportaron 26 hechos irregulares en las fases de aterrizaje, crucero, despegue y en aproximación.

VEA AQUÍ: REGISTRO DE ACCIDENTES / INCIDENTES GRAVES / INCIDENTES REPORTADOS EN AVIACIÓN CIVIL GESTIÓN 2016

El reporte anual deja como saldo 13 accidentes aéreos registrados en el país, 2 incidentes graves y 11 incidentes menores. Las líneas comprometidas en accidentes, nacionales y extranjeras, son Agroeste, CIAC Skyteam, Aero Bolivia, CIAC Fenix, Taxi Aéreo Mantecao Ltda. Pibe’s Air y LaMia Corporation SRL, además de otros registrados como operadores privados.

Solo dos de estos casos llegaron a la etapa de informe final, un caso reportado por un avión Cessna U206B de operador privado Santa Ana de Yacuma que el 13 de marzo luego de despegar se precipitó a tierra por falta de sustentación y velocidad dejando cuatro fallecidos y dos heridos. El otro caso concluido corresponde a otro operador privado, nave Cessna 207ª que el 16 de julio cayó al aterrizar en la pista de Santa Rosa de Yacuma, precipitándose a 500 metros del umbral de la pista. Fallecieron el piloto y cinco pasajeros.

Los 2 incidentes graves fueron protagonizados por un operador privado en la estancia El Paraíso de la provincia Itenez, Beni, el pasado 30 de abril y otro del CIAC Fenix  afectado en el río Piraí el 27 de octubre. Los incidentes menores se presentaron en Boliviana de Aviación (BoA), CIAC Aerodinos, Aeroeste, Amaszonas y dos operadores privados.

//@VisorBolivia// Fotos Captura pantalla Red Globo//Bolivisión/Abi//

AVIÓN DE LAMIA PARTIÓ CON IRREGULARIDADES EN PLAN DE VUELO Y QUEDÓ SIN COMBUSTIBLE EN EL AIRE

Informe preliminar de Aerocivil de Colombia establece que tragedia aérea se dio cuando el avión quedó a menos de 10 mil pies de la altura mínima requerida sin posibilidad de reactivar ninguna fuente de energía para reaccionar

aerocivilcolombia-012

VISOR BOLIVIA (monitor, 26 diciembre).- El informe preliminar sobre el accidente aéreo del avión LaMia del pasado 28 de noviembre se dio a conocer este lunes desde Bogotá, Colombia, conforme a la Convención de Chicago, y fue la dirección de Aeronáutica Civil (Aerocivil) de ese país que concluyó que el siniestro se dio por irregularidades en el plan de vuelo y la falta de combustible.

El director de Aerocivil, Alfredo Bocanegra, aclaró que el informe no busca identificar a los responsables sino a establecer las causas del accidente. Asimismo agradeció la cooperación de las autoridades de Brasil, Reino Unido y Bolivia, aunque en este último no se logró la información necesaria desde la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de la Navegación Aérea de Bolivia (AASANA) sobre las comunicaciones iniciales con la nave.

La extensa exposición técnica fue brindada por el coronel de aviación Freddy Bonilla que informó los antecedentes de LaMia y su constitución en Bolivia sin tener la certificación correspondiente sobre su autonomía de vuelo para tramos largos.

“AASANA autoriza, teniendo en cuenta que no estaba certificada, sin embargo autoriza el plan de vuelo, lo cual no es correcto”, señaló.

En el proceso de despacho, AASANA aprobó el plan de vuelo a una altitud de 30 mil pies, que ya tenía una carencia para la autonomía de la nave. El despachante firmó pero sin firma, otra irregularidad encontrada, y se anotó como tiempo de vuelo 4 horas22 minutos, “como siempre”, lo cual no es correcto “porque una nave debe tener hora y media mayor a su tiempo de vuelo”. Finalmente, no se registró tampoco un aeropuerto de aterrizaje alternativo.

El peso de la nave evidenció una sobrecarga de 42.148 de 41.800 kilos permitidos, pero aquello no fue causa del siniestro, aclaró el militar colombiano.

El vuelo chárter de LaMia RJ85 terminó estrellándose en Rionegro la noche del 28 de noviembre dejando a 71 personas fallecidas, entre ellos el equipo de fútbol Chapecoense, además de seis heridos.

La tripulación boliviana, continúa el informe, hizo observaciones a los cálculos de combustible porque tenían el viento de frente y esto iba consumiendo más energía. Se discutió llegar a Leticia o Bogotá para reabastecerse, pero no se realizó ningún pedido a las torres de control. El piloto al final viró hacia Rionegro.

“Eran conscientes que el combustible que tenían no era el adecuado ni suficiente de acuerdo a la normativa internacional. Debe tenerse un combustible adicional al requerido para ir de origen a destino y subalterno con 15 minutos de sostenimiento y 5 por ciento adicional, esto requiere de 1 hora 30 minutos”, explicó.

En ese momento el voice recorder dejó de grabar y los datos que se tienen corresponden a comunicaciones con la torre de control de Rionegro.

Una nave de VivaColombia que se encontraba por la zona solicitó aterrizar y provisión al haber reportado falta de combustible en uno de sus tanques. Su sistema de alarma de niveles de combustible se activó y así alertó a la tripulación de esa línea colombiana Airbus 320. Eran 21 minutos antes del accidente.

La controladora de vuelo Yaneth Molina se comunicó con otra nave Avianca y otra de Lima que estaban en tráfico de aire en ese momento aproximándose a Rionegro.

Desde LaMia se solicitó patrones de sostenimiento como procedimiento regular en estos casos, aunque esto pudo terminar de consumir el combustible de la nave.

A las 9.49 hora de Colombia, a ocho minutos del accidente se reporta por primera vez el reporte sobre problemas de combustible quedando en espera de los vectores de vuelo. Se dio al piloto prioridad, pero no emergencia en el vuelo, pues aquello no se reportó hasta ese minuto.

El avión comenzó a descender mientras se daba instrucciones a las otras naves de cancelar aproximación a 3 mil pies, tanto por izquierda como por derecha porque había menos de una milla de distancia entre los tres vuelos.

La operadora pregunta sobre el tiempo de sostenibilidad y el piloto exige prioridad a las 9.52 cuando recién habla de una emergencia. Los flaps y tren de aterrizaje comenzaron a operar, pero el motor 3 inició el shut down automático, luego el motor 4.

La comunicación entre la operadora y el piloto de LaMia se torna angustiante, pues el avión ya tenía dos motores apagados. La operadora explica que la pista está húmeda y pregunta si se requiere servicios en tierra. “Le confirmaremos en tierra”, dijo el capitán Miguel Quiroga, cuando el avión ya tenía tres motores apagados.

Al final los cuatro motores turbo quedaron apagados a 3 minutos y 45 segundos del impacto.

A las 9:57:29 p.m. se reporta falla total, porque los motores ya apagados no generaban energía y al no tener combustible no se pudo iniciar ninguna carga. Lo único que quedaba era activar la batería de emergencia que solo da a una nave la luz necesaria para tres instrumentales básicos de navegación.

La desesperación se nota en la voz de los tripulantes que estaban a 9 mil pies pidiendo vectores. La señal se pierde un par de segundos a 2 millas de la pista. La altura mínima, confirmó Bonilla en este informe, era de 10 mil pies en la zona; es decir, el avión LaMia estaba muy por debajo de ese límite y por ello impacta con Cerro Gordo a una velocidad de 115 nudos o 230 kilómetros por hora.

La parte delantera impactó y fue cayendo dejando un surco profundo en la selva mientras la cola quedó quebrada al otro lado, esa fue la parte donde se ubicó a los sobrevivientes.

//@VisorBolivia/ Foto Captura Pantalla//

GOBIERNO BOLIVIANO TOMÓ ATRIBUCIONES NO COMPETENTES EN INVESTIGACIÓN SOBRE ACCIDENTE DE LAMIA

Autoridades pretenden culpar del siniestro al piloto fallecido, los gerentes de la empresa y una funcionaria de AASANA. Colombia revelará el informe oficial preliminar este lunes

bocanegra-012

Alfredo Bocanegra anunció que el informe oficial preliminar sobre el accidente se conocerá este lunes

VISOR BOLIVIA (monitor, 23 diciembre).- La investigación sobre el accidente de la línea aérea LaMia que dejó 71 fallecidos en noviembre desde esferas gubernamentales no sigue los procedimientos internacionales y solo pretende limpiar de responsabilidades a los mandos gubernamentales, citaron fuentes durante este viernes.

Como una imprudencia fue calificada la indagación que comenzó el Ministerio de Obras Públicas de Bolivia desde la Dirección de Aeronáutica Civil de Colombia, país que tiene tuición sobre el caso al haberse estrellado la nave a pocos kilómetros de Medellín.

El director de Aeronáutica de Colombia, Alfredo Bocanegra, explicó a la cadena RCN que más allá de la “buena intención” de las autoridades bolivianas para dar con los responsables del siniestro, acusar a determinadas personas es poco más que un “acto de imprudencia”.

“Bolivia no tiene, por la base, la competencia para dar información oficial, el país líder de esta investigación sobre la tragedia del Chapecoense en el avión de LaMia es Colombia (…) Por lo tanto, lo que diga Bolivia, a nosotros nos amerita todo el respeto, pero lo oficial es lo que se diga en Bogotá”, expuso Bocanegra.

El informe preliminar sobre el accidente aéreo que se llevó la vida del plantel de fútbol brasileño, periodistas de ese país y parte de la tripulación boliviana, será conocido en conferencia de prensa de este lunes.

gobiernos-012

Gobierno “concluyó” que piloto fallecido y gerentes de LaMia fueron los responsables de la tragedia del 28 de noviembre

En Bolivia, el Gobierno apuntó responsabilidades al piloto de la nave, miguel Quiroga, quien falleció en el siniestro, además de los gerentes de la empresa LaMia Gustavo Vargas y Marco Antonio Rocha, además de la funcionaria de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA), Celia Castedo.

El viceministro de transportes Galo Silvestre Bonifaz dio lectura al informe del Gobierno que sirve de antecedente para presentarse al Ministerio Público, además de una derivar en sanción administrativa que podría llegar a autoridades de AASANA y la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) bajo la sospecha de incumplimiento de deberes y favorecimiento en razón del cargo, pues se estableció la relación parental entre el director de Registro de esta última entidad, Gustavo Vargas Villegas con el militar en retiro y gerente de LaMia.

Padre e hijo están con  detención preventiva, uno en Palmasola y otro en San Pedro, mientras se espera el dictamen de rebeldía contra la funcionaria Castedo que se refugió en Brasil poco después del accidente.

Para el diputado de Unidad Demócrata (UD), Pablo Klinsky, la indagación en el país solo pretende dejar libre de responsabilidades a las altas autoridades del Gobierno, pues los cargos dentro de AASANA y la DGAC se volvieron políticos.

“El Gobierno nuevamente se quiere lavar las manos culpando a personas fallecidas y una funcionaria de AASANA que nada tiene que ver en dar autorizaciones para las operaciones”, declaró a medios locales en Santa Cruz.

vuelo-lamia-012

La empresa de capital venezolano transportaba regularmente en vuelos chárter a equipos de fútbol

Con la declaración de Colombia que desacredita la investigación del régimen del Movimiento Al Socialismo (MAS), el legislador prevé otro tipo de sanciones contra el Estado boliviano por haber tomado atribuciones que no le correspondían.

“Bolivia va a estar en serios aprietos porque la voz oficial ya no es el ministro de Obras Públicas sino, entiendo, el fiscal de Colombia (…) habrá problemas porque se ha incumplido las normas de la OACI que establece los perfiles de cargos de la DGAC”, acotó.

El Gobierno ha tratado de establecer responsabilidades sobre quiénes aprobaron las licencias de operaciones para la línea aérea que vino al país después de un tiempo de operaciones en Venezuela.

La inspección técnica al avión para verificar las causas del accidente las lleva una comisión tripartita de las fiscalías de Colombia, Brasil y Bolivia que ya derivaron a revisión la caja negra de la nave.

Otras voces, como la del periodista Wilson García Mérida, afirman que fue el ministro de la Presidencia, Ramón Quintana, quien “presionó” para que LaMia logre su aprobación y certificado de operaciones como línea internacional, cuando la primera solicitud a la propia DGAC solo pedía operar como taxia aéreo, es decir, transportar gente en tramos cortos con vuelos chárter. Quintana nunca se manifestó sobre el tema.

//@VisorBolivia/ Fotos PL/ABI/TWITTER//

CAEN SOMBRAS POLÍTICAS SOBRE AUTORIZACIÓN PARA QUE LAMIA OPERARA RUTAS INTERNACIONALES

Periodista García Mérida habla de “padrinazgo político” de ministro Quintana. La línea solo podía operar tramos cortos como “taxi aéreo”, pero logró licencia internacional

quintana-lamia-012

El 15 de noviembre la Gobernación de Beni contrató el vuelo chárter de LaMia para llevar a Morales, Quintana y parte del gabinete a la inauguración de una franja de aterrizaje en la pista de Rurrenabaque

VISOR BOLIVIA (monitor, 7 diciembre).- La tragedia del avión LaMia que cobró la vida de 71 personas el pasado 28 de noviembre comienza a teñirse con especulaciones que hablan de padrinazgo político de por medio. Por un lado se señala toda una red armada que hizo posible las operaciones en Bolivia de una línea aérea cuya capacidad de vuelo no era para tramos largos.

Esta jornada y tras varias afirmaciones en las redes sociales, el periodista Wilson García Mérida publicó el reportaje “Quintana, el padrino de LaMia” en el diario digital Sol de Pando que es de su propiedad. El periodista está exiliado en Brasil luego que se emitiera una orden de aprehensión en su contra por presunta “sedición”, pues García Mérida viene confrontando al ministro de la Presidencia hace varios años desde su palestra mediática.

En contacto con radio Compañera FM, García Mérida reiteró su denuncia contra Quintana y estableciendo que fue el ministro quien presionó para que LaMia obtenga su licencia de operaciones pese a no cumplir con los requisitos necesarios para tramos largos o cobertura internacional.

“Inicialmente el general Luis Coimbra se había negado a aprobar, el año 2014 el general Coimbra había informado públicamente que LaMia había iniciado los trámites para esa aprobación de su licencia para operar en territorio boliviano y él rechazó esa autorización. Inmediatamente se movió Quintana e hizo todo lo posible para destituir al general Coimbra y el sustituto del general Coimbra, el general Virgilio Pereira aprobó esa licencia indefinida para que LaMia pueda operar en cielos internacionales”, declaró.

lamia-licencia

La certificación internacional para LaMia fue firmada por Pereira, militar en retiro que fue amigo de Evo morales cuando éste era diputado y dirigente cocalero activo

El 24 de noviembre de 2014, el entonces director ejecutivo de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), general Luis Coimbra, informaba a través de la agencia gubernamental ABI que recibió dos solicitudes de operaciones de una empresa nacional y otra internacional como operadores de tramos cortos, es decir, de cobertura nacional.

“Hay solicitudes, pero recién están en proceso de certificación, tenemos una extranjera y una nacional. Es una extranjera, venezolana, LaMia. Son pequeños operadores, como taxis aéreos”, citaba Coimbra.

La Línea Aérea Mérida Internacional de Aviación (LaMia) se conformó en 2009 en Venezuela con capitales del empresario Ricardo Albacete y el magnate chino Sam Pa. Tras unos años en operaciones, la línea tuvo conflictos legales y se conoció que el inversionista chino tenía procesos abiertos por Estados Unidos por narcotráfico y terrorismo.

Albacete trajo entonces a LaMia a Bolivia con su flotilla de tres naves pequeñas. La solicitud para operar hablaba de “taxi aéreo”, como citó Coimbra, pero tras la salida del director de la DGAC se posesionó en el cargo al general Edgar Virgilio Pererira el 7 de julio de 2015.

El mismo mes, para el 31 de julio, Pereira firmaba la autorización para que LaMia opere a nivel internacional.

“Este documento certifica que la empresa “LAMIA CORPORATION” S.R.L. está autorizada a realizar SERVICIOS AÉREOS NO-REGULARES, DOMESTICO E INTERNACIONAL DE TRANSPORTE DE PASAJEROS, CARGA Y CORREO según se define en las Especificaciones relativas a las Operaciones (OPSPECS) que se adjuntan, de conformidad con su Manual de Operaciones, la Ley N°2902 y la Reglamentación Aeronáutica Boliviana RAB Partes 121/119”, señala la autorización de operaciones indefinida que además cita a LaMia con base en el aeropuerto de El Trompillo.

pererira-012

Edgar Virgilio Pereira posesionado por el ministro de Obras Públicas el 7 de julio de 2015 en reemplazo del general Luis Coimbra 

Consultado por el periodista Andrés Gómez si Coimbra le confirmó esa presunta presión de Quintana para aprobar la autorización de servicios, García Mérida dijo que no logró una entrevista personal pero tiene el registro de esas declaraciones públicas.

“Eso lo tiene que corroborar los propios funcionarios que han vivido en carne propia este martirio que les ha exigido Quintana para aprobar esta licencia, porque tienen en su conciencia la muerte de más de 70 personas, además jóvenes jugadores de fútbol de un equipo que estaba emergiendo a nivel internacional. Está en su conciencia y tienen que decir la verdad”, sostuvo.

En ese marco, el periodista asegura que Ramón Quintana tuvo una relación de “amistad” con Ricardo Albacete que posibilitó la “mudanza” de LaMia de Mérida a Santa Cruz, citando también una “coordinación” con el empresario venezolano paraguayo Carlos Gil, dueño de los ferrocarriles bolivianos, empresas de soya, aceite y medios de comunicación.

Para conformar la empresa se “convocó” a tres socios: general Gustavo Vargas Gamboa, coronel Marco Rocha Venegas y capitán Miguel Quiroga Murakami. La empresa, se supo luego de la tragedia, cuenta con una oficina en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y presentó un patrimonio de Bs 150 mil, unos 20 mil dólares, para lograr la aprobación de su NIT y matrícula en Fundempresa.

La única reacción de Quintana sobre el caso LaMia se dio a las 72 horas de los hechos, cuando dijo que el mandatario Evo Morales “efectivamente no conocía si esa línea aérea tenía licencia de funcionamiento o no”, luego de publicarse fotos del 15 de noviembre cuando el jefe de Estado junto al propio ministro de la Presidencia y el Gobernador de Beni visitaron Rurrenabaque en alas de la referida empresa.

Ninguna autoridad se manifestó desde el Gobierno ante esta denuncia inicial de García Mérida que en su portal digital exige además que instancias  internacionales investiguen el caso.

“Pido también que el Ministro de la Presidencia de Bolivia sea convocado a comparecer ante estos organismos internacionales para aclarar o deslindar su grado de participación en los trámites administrativos y procedimientos técnicos que, a causa de sus irracionales y autoritarias decisiones políticas, posibilitaron una irregular actividad aeronáutica en Bolivia que derivó en la descomunal tragedia del 28 de noviembre”.

siniestro-011

La nave 2338 de LaMia cayó cerca de Río Negro el lunes 28 de noviembre al quedarse sin combustible y reportar una falla eléctrica total  

INVESTIGACIÓN EN CURSO

Luego del fatal accidente que se llevó la vida del equipo de fútbol Chapecoense, periodistas brasileños y parte de la tripulación boliviana, el Gobierno inició las investigaciones a LaMia.

La Autoridad e Control y Fiscalización de Transportes y Telecomunicaciones (ATT) confirmó ayer que se revocó la licencia comercial de la empresa que se suma a la suspensión de la licencia de explotación aérea dispuesta por la DGAC.

En el ámbito penal en primera instancia el ministerio de Obras Públicas identificó un presunto tráfico de influencias, pues se supo que Gustavo Vargas Villegas, hijo del general en retiro y socio de LaMia, trabaja en la DGAC.

A su vez, desde la Fiscalía se apuntó responsabilidades por incumplimiento de deberes a la funcionaria encargada de autorizar las salidas aéreas en Santa Cruz, Celia Castedo, quien hizo las observaciones a la autonomía de vuelo de LaMia, porque tenía el kilometraje y tiempo exactos para llegar a destino. Sin embargo, Castedo aprobó el plan de vuelo ante la insistencia del encargado de despacho de LaMia Alex Quispe, quien también perdió la vida en el siniestro.

La funcionaria, con más de 20 años de trabajo en la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de la Navegación Aérea (AASANA) salió rumbo a Corumbá donde pidió asilo. La policía federal de Brasil confirmó la extensión de un documento provisional hasta que el caso sea abordado por el Consejo Nacional para el Refugiado (Conare) de ese país. Su caso podría llegar hasta homicidio culposo si se verifican los indicios que maneja el Ministerio Público.

Sobre los socios de la empresa LaMia, el general en retiro Gustavo Vargas fue aprehendido ayer en Santa Cruz junto a una secretaria y un técnico para prestar su declaración informativa.

vargfas-012

General en retiro Gustavo Vargas fue internado y luego dado de alta en Santa Cruz. Esperará las medidas cautelares como exsocio de LaMia

Este miércoles los dos personeros fueron liberados y Vargas sufrió una descompensación que lo derivó a una clínica por la mañana. En la tarde, el fiscal Gomer Padilla informaba que el general fue dado de alta y continuará en celdas de la  Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) en espera de la audiencia de medidas cautelares.

La defensa de Vargas asegura que su cliente presentó una carta de renuncia a la empresa cinco días antes de la tragedia y por tanto no tuvo relación alguna en los trágicos hechos.

Finalmente, el piloto fallecido y socio de LaMia, Miguel Quiroga, es señalado por el Gobierno como el principal responsable de las muertes al no haber tomado previsiones para garantizar la autonomía de vuelo, dejar la nave sin combustible en el aire y no alerta la situación de emergencia a torre de control de Río Negro, cercana a Medellín.

Quiroga era yerno del exsenador opositor Roger Pinto, refugiado en Brasil desde 2013.

La familia Quiroga Pinto, luego del entierro del aviador en Pando, deploró las sindicaciones del Ejecutivo y del ministro de Defensa, Reymi Ferreira, quien dijo que el piloto estaba siendo procesado por haber dejado la institución militar para abocarse a una empresa privada.

“Dejen de atacar a mi esposo, que dejen de hablar de cosas que ni ellos mismos saben porque esas personas no se dan cuenta que mi marido dejó hijos, quienes acceden a las redes sociales. Tanta barbaridad que dicen, que su padre es un asesino, que su padre es un monstruo. Y mi marido no era nada de eso, mi marido era un hombre bueno, un hombre noble, mi marido era capaz de sacarse la camisa para darle a alguien si necesitaba”, dijo a red Uno, Daniela Pinto, viuda de Quiroga.

selfie-012

El capitán Quiroga con jugadores del Chapecoense tras la semifinal de la Copa Sudamericana. La línea aérea era un “amuleto” para el club brasileño

//@VisorBolivia// Fotos Web/ Captura pantalla/ BTV/ ABI/ Facebook//

APREHENDEN A GERENTE DE LAMIA Y PIDEN EXPULSAR A FUNCIONARIA DE AASANA ASILADA EN BRASIL

El caso de la tragedia del Chapecoense va cobrando sus primeros responsables en Bolivia. Se habla de tráfico de influencias, incumplimiento de deberes y homicidio culposo

avion-lamia-011

El avión LaMia transportó a gente del Gobierno a Rurrenabaque el pasado 15 de noviembre 

VISOR BOLIVIA (monitor, 6 diciembre).- Las primeras acciones de investigación correspondientes al Ministerio Público y Ministerio de Gobierno de Bolivia por la tragedia del avión LaMia que cobró la vida de 71 personas la pasada semana, hoy dio como resultado una aprehensión conjunta y una denuncia que llegará a esferas bilaterales.

En horas de la tarde, la comisión de fiscales que asumió la investigación sobre la aerolínea que transportó el lunes pasado al equipo de fútbol Chapecoense de Santa Cruz a Medellín con el trágico resultado, logró la aprehensión del gerente general de LaMia, Gustavo Vargas, así como una secretaria y un mecánico para prestar declaraciones informativas sobre el caso.

El fiscal Iván Quintanilla explicó que se procedió a activar la orden de aprehensión para una “valoración informativa” de las tres personas, además que se secuestró documentación de la empresa a fin de “verificar si la empresa cubría las expectativas para operar” dentro y fuera de Bolivia.

Adelantó además que existen otras tres personas investigadas y que se pedirá el arraigo para Vargas.

El general Vargas es señalado como gerente y uno de los tres socios de esta aerolínea de vuelos chárter que tiene origen en Venezuela. También se lo señala en la figura de tráfico de influencias al tener a su hijo Gustavo Vargas Villegas como directivo en la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), aunque este tendría más de cinco años en esa institución.

Sin embargo, según reveló el experto en temas de aeronáutica José Augusto Valle, Vargas renunció a su posición una semana antes del trágico accidente en el que también fallecieron seis miembros de la tripulación boliviana, entre ellos Miguel Quiroga, piloto y también socio de LaMia.

LaMia es una empresa que llegó a Bolivia en 2013 con una flotilla de tres naves propiedad de Ricardo Albacete quien logró los permisos y licencias luego de fracasar en su intento en Venezuela donde operó desde 2009, pero luego fue vinculado en un caso de corrupción y vínculos con el narcotráfico, según reportes de diarios internacionales.

castedo-012

Castedo cumplía funciones administrativas en AASANA y conocía los protocolos internos

FUNCIONARIA ASILADA

Por su lado, se confirmó que la funcionaria de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de la Navegación Aérea (AASANA), Celia Castedo, recibió la aceptación de las autoridades de Brasil para obtener refugio luego que saliera de Santa Cruz cuando se supo que no cumplió con su labor cuando vio irregularidades en el plan de vuelo presentado por la tripulación de LaMia el lunes 28 de noviembre.

El informe difundido por personal de AASANA luego de la tragedia señala que Castedo realizó las observaciones al plan de vuelo de la nave 2933 y la autonomía de vuelo al encargado despachador de LaMia, Alex Quispe, quien también falleció en el siniestro, pues la ruta Viru Viru a Río Negro tenía el justo kilometraje programado para 3 mil km lineales.

El despachante, según el informe, insistió y dijo que aquello era instrucción del capitán Quiroga. Luego respondió: “Lo hacemos en menos tiempo, no se preocupe. Tranquila eso está bien, ahí no más déjemelo”.

recepcion-011

Informe confirma que Castedo observó la autonomía de vuelo de LaMia, pero dejó partir a la nave por “insistencia” del despachador, hoy fallecido

Para el ministro de Obras Públicas, Milton Claros, la funcionaria no debió ni siquiera discutir sus observaciones al plan de vuelo e inmediatamente aplicar los protocolos para evitar que la nave salga sin prever el tiempo, distancia, cantidad de combustible o una escala de reabastecimiento que pudo darse en Cobija o Bogotá.

Castedo recibió un documento temporal con vigencia de un año mientras se tramite su calidad de ciudadanía ante el Consejo Nacional del Refugiado en Brasil, confirmaron fuentes de la Policía Federal y Fiscalía de Corumbá.

Esta salida del país fue calificada como “ilegal” por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, y en su criterio la funcionaria debe ser expulsada pues no existen argumentos legales para pedir refugio.

“Yo entiendo que se está haciendo una investigación conjunta entre Brasil, Colombia y Bolivia y seguramente la fiscalía de Bolivia hará las explicaciones del caso, sobre en qué condiciones abandonó esta persona el país”, declaró Romero a la estatal Abi.

viruviru-012

Operativo de allanamiento a oficinas de AASANA en Viru Viru. Luego se procedió de igual forma en LaMia en Santa Cruz

Precisamente, el fiscal general Ramiro Guerrero, explicó que desde mañana se iniciarán en Santa Cruz las indagaciones conjuntas entre los representantes de los ministerios públicos de Bolivia, Brasil y Colombia.

Adelantó que las figuras penales en este caso de conocimiento internacional se adecúan a incumplimiento de deberes y posiblemente llegar hasta homicidio culposo.

//@VisorBolivia// Fotos: Abi/ El Día/ Facebook Celia Castedo/ Web//