MANIPULAR LA MUERTE POR POLITIQUERÍA (LA PANDEMIA EN BOLIVIA EN CIFRAS)

El masismo siempre raya en lo criminal, no solo por su accionar contumaz (desfalcos, coimas, sobreprecios, violaciones, etc.) sino por la manipulación de la realidad, la justicia y la verdad.Tal es el caso de las cifras y narrativa sobre la pandemia, que el régimen siempre compara con el «golpismo» para seguir usando el tema con fines políticos.

Arce y su ministro Auza (así como el honorable y todólogo Juanito) nos vienen a mentir con las cifras, inventando, por ejemplo, que las tasas de letalidad son casi nulas.

Dicen que antes «la malvada presidenta de facto dejaba morir a la gente», porque el porcentaje de muertes era de más del 6,2% y «una de las más altas de la región». Hoy, dicen sin pudor, esa tasa «gracias a ellos», es de 0,6%. Dividieron además estos porcentajes en las 4 olas que afectan al país desde aquel marzo de 2020, para impregnar que Arce es un «salvador» que justo llegó a recuperar el poder con las vacunas bajo el brazo.

Vamos a los datos oficiales de los reportes diarios emitidos por el Estado.

Añez tuvo que hacer frente a la pandemia sin tener experiencia previa en este tipo de emergencias mundiales, no existían vacunas y el sistema de salud heredado en Bolivia era paupérrimo tras 14 años de despilfarro evista.

Del 11 de marzo al 7 de noviembre de 2020, la administración de la mujer beniana reportó:

Casos confirmados 142 mil

Casos activos 19 mil

Decesos 8.790

En similar periodo de exactos siete meses, con Arce en el poder, las cifras oficiales a julio 2021 fueron:

Casos confirmados 437 mil

Casos activos 69 mil

Decesos 15.321

Vale aclarar que los confirmados siempre van en aumento porque es un dato acumulativo, mientras los activos, que son los enfermos registrados, varían según el movimiento de las fases epidemiológicas (escalada, pico, meseta, desescalada). Pero el dato de decesos es algo que se debería frenar con las acciones de contingencia, inoculación y capacidad hospitalaria actuales.

Hoy (10 de enero 2022, reporte 665 Ministerio de Salud) y por ello este post, entramos al pico de la epidemia con los datos históricos más elevados que arriesgan con colapsar al sistema hospitalario administrado por las regiones y municipios.

Casos confirmados 677 mil

Casos activos 102 mil

Decesos 19.983

En contraste con la narrativa y propaganda del régimen, estos datos verifican que: 1) Bolivia soporta el peor momento epidemiológico pues los casos se han desbordado a cinco veces de lo que fue la primera ola. 2) Bolivia supera los 100 mil activos pero no existe la misma percepción de crisis sanitaria como pasó con los 19 mil de la primera ola. 3) Las muertes en el actual Gobierno ya superan a las registradas en la anterior administración transitoria, con casi 2.500 vidas perdidas más, como dato frío y cruel.

Concluimos entonces, que el Gobierno maneja con astucia su aparato de propaganda para evitar el impacto social como pasó en el tiempo de Añez, tal vez porque los comunicadores de antes no tenían idea de cómo manejar la crisis. ¿Recuerdan el pesimismo con el que se esperaba el reporte diario de casos?, por ejemplo.

Es evidente también que la experiencia adquirida logró mejoras relativas en los sistemas de salud, sobre todo a nivel departamental y municipal, pero que todavía es insuficiente y hoy está a punto de colapsar.

Finalmente, es irrefutable que la propaganda masista para decir que antes la «golpista solo buscaba bolsas negras para los muertos» es un uso despreciable e irrespetuoso de la muerte de compatriotas, ante la cifra luctuosa que ya marca y supera al presidente coyuntural…

//IVÁN RADA ES PERIODISTA Y ASESOR POLÍTICO//

//TOMADO DE FACEBOOK//

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s