BOLIVIA 100 AÑOS DE SOCIALISMO

POR ANDRÉS ORTEGA.- El 12 de Julio de 1920 los militantes del Partido Republicano SOCIALISTA asestan un golpe de Estado al Presidente Constitucional José Gutiérrez Guerra (LIBERAL) luego de 21 años de Democracia y crecimiento económico nunca antes visto en Bolivia, que además jamás volvió a repetirse.

Y fue el 28 de Enero de 1921 que se consolida el Golpe dándole una careta Democrática luego de la amañada Convención Nacional que no fue otra cosa que un acto de manipulación grosera y profundamente inconstitucional, donde se “eligió” al Abogado Socialista Bautista Saavedra.

Desde entonces hasta hoy hemos pasado por 56 gobiernos y presidentes, todos de Izquierdas, todos Socialistas.

La única diferencia entre ellos es de grado no de clase, desde tibios socialdemócratas como Goni, Jaime Paz, Hernando y Hernán Siles o Jeanine Añez, furibundos y atrabiliarios Nazis como German Busch o Gualberto Villarroel, otros tantos fascistas como García Mesa, pésimos gobernantes como Salamanca y Carlos Mesa, o astutos Comunistas como Víctor Paz o Evo Morales, TODOS DE IZQUIERDAS.

Aunque hubieron algunos intentos para restablecer el orden y la paz, como en los gobiernos del Gral. René Barrientos o el Gral. Hugo Bánzer Suarez, nunca se pudo retomar un sistema liberal en Bolivia.

Tanto partidos políticos como actores políticos y caudillos construyeron una oferta política basada en los 10 puntos del capítulo II del Manifiesto Comunista o en su caso con los principios del Partido Nacional Socialista de los trabajadores Alemanes, (con pocas variantes del primero).

Apenas a 10 años del derrocamiento de los Liberales, los Socialistas destruyeron la economía nacional con sus medidas en contra de la libertad y el capitalismo, y no tuvieron otra mejor idea de llevarnos a la más absurda de las guerras como lo fue la Guerra del Chaco, un descalabro de destruyó aproximadamente el 33% del PIB nacional.

Los bolivianos tratamos de recuperarnos de esa brutal destrucción de la economía, pero las fuerza socialistas más radicales se reagruparon al son de banderas Nazis y Germán Busch nos convirtió oficialmente en un país Nacional Socialista el 30 de octubre de 1938 proclamando la “Nueva Constitución Política” cuyo espíritu liberticida y atentatorio a la propiedad privada y a la libertad individual rigen hasta hoy.

Desde entonces hasta 1952 una serie de cambios, derrocamientos y cuartelazos propiciados por las diversas pugnas entre partidos y fuerzas de izquierda de todos los colores, desencadenaron la REVOLUCIÓN COMUNISTA del MNR que luego de su victoria bañada en sangre, dieron al país un giro a la izquierda más recalcitrante y cruenta de la historia moderna boliviana, con más de 5.860 muertos y desaparecidos, casas de tortura, violaciones y campos de concentración se llevaron por delante el 36% del PIB creando el segundo ciclo de caída de la economía de Bolivia en el siglo XX.

Esto terminó gracias a Barrientos que en medio de la Guerra Fría mundial intentó retomar la salida del comunismo, fue asesinado.

Nuevamente las fuerzas de izquierda pugnaron por el control del estado, hasta que de casualidad encontraron en la palabra Democracia una especie de pretexto para alcanzar el poder, curiosamente cuando la izquierda llegaba al poder gracias a las fuerzas militares como Ovando y JJ Torres no convocaban a elecciones, ya para qué, así que los falsos paladines de la Democracia como el infame comunista de Marcelo Quiroga Santa Cruz, no hablaban nunca de democracia sino de revolución pese a controlar el poder del estado, él como ministro.

El Gral. Hugo Banzer, asumió el poder en medio de la Guerra Fría en una lucha abierta contra el terrorismo comunista pero fue presionado a renunciar por el Presidente Socialista de los Estados Unidos Jimmy Carter, sin haber logrado los cambios necesarios en el sistema.

Al volver la democracia, el FRENTE DE UNIDAD DEMOCRÁTICA Y POPULAR (MNR de izquierda y el MIR) llegó al gobierno y sufrimos el Tercer golpe a la Economía Nacional con la caída de casi el 38% del PIB, producto de otros 20 años de políticas de izquierda en la administración del Estado, que la UDP no supo componer.

A partir de ahí, mediante una alianza política y con un pequeñísimo arreglo de orden capitalista Decreto 21060, se retomó un proceso algo más libre, en términos relativos que nos llevó a una serie de gobiernos social demócratas (centro izquierda) que no entendieron nunca que de la crisis y la pobreza de 80 años de Socialismo, para entonces, solo cabe una salida y es por la derecha.

Obviamente el chip socialista instalado en 1938 nos hizo exigir a estos gobiernos socialistas deslactosados, soluciones mágicas a los problemas, y como estas nunca llegan la gente en Bolivia decidió elegir al más socialista, entre el pusilánime socialista caviar de Tuto Quiroga y el “Verdadero” Socialista radical de Evo Morales.

El resto ya lo conocen.

100 años de Socialismo, resultado: estar entre los último países del mundo en cuanto a libertad y progreso y uno de los más pobres del mundo, superados ya por varios países del Africa.

¡Ah! y Jeanine Añez, solo fue un mal chiste, un gobierno que quiso hacer Evismo sin Evo, ridículamente progre, torpe, miope e ignorante, que hoy paga las consecuencias de su propia torpeza.

Ahora podemos entender que luego de 100 años de socialismo la única salida es por la derecha, hacia el liberalismo.

//*Andrés Ortega es político de derecha, exdiputado nacional, forjador del Partido Liberal Conservador de Bolivia//

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s