¿POR QUÉ DEBEMOS CAMBIAR EL SISTEMA EDUCATIVO EN BOLIVIA? – PARTE I

EDUCA01

VISOR BOLIVIA / ARIEL HURTADO.-  De los 5 a los 23 años pasamos nuestro tiempo entre la escuela, la secundaria y la universidad, adiestrados sistemáticamente por el sistema, para poder estar desde los 23 a los 65 años trabajando, aplicando toda la información que el sistema quiere que poseamos, a los 65 años nos jubilamos, de ahí en más en nuestro país el tiempo de nuestro retiro libre dura en promedio 5 años (atendiendo a la esperanza de vida en Bolivia), es decir con el modelo actual, somos libres entre 5 y 10 años de nuestras vidas (dependiendo si llegamos a los 65 -70 años).

 

El sistema educativo boliviano (en la mayoría de los países del mundo también) es el mismo utilizado universalmente desde 1900, es decir, si hoy volvemos atrás, a un aula de 1900 en cualquier parte del mundo o de 1960 en Bolivia, veremos un pizarrón con un profesor al frente dando una clase magistral a un grupo de niños sentado al frente, debidamente ordenados en pupitres de madera, todo esto durante 5 horas al día por cinco días a la semana. Al ver esta imagen deprimente Surge una interrogante natural, si desde 1900 el estilo de vida de los seres humanos y el medio que lo rodea, han cambiado a una velocidad estelar ¿Por qué el sistema educativo sigue siendo el mismo de principios del siglo XX?

 

La interrogante planteada no tiene una simple respuesta, al contrario, es la suma de diferentes factores e intereses; en el programa “Cambiemos de Paradigmas” que se transmite todos los lunes por FacebookLive, hemos un iniciado un ciclo de 4 programas, donde buscaremos encontrar la respuesta a esta interrogante.

 

El primer programa del ciclo se centró en determinar ¿quién es el responsable de brindar el servicio educativo a los ciudadanos?, ¿Quién deber pagar el servicio educativo? ¿Qué método educativo es el más adecuado?

 

Alguien en algún momento de la historia decidió o invento que la educación debía ser pública, gratuita y obligatoria; a simple vista suena genial, quien podría oponerse a algo así, pero este postulado encierra en sí mismo a “el mejor invento para la dominación y sumisión de los ciudadanos” el cual cambia la violencia por el adoctrinamiento.

 

Derrumbemos algunos mitos; en Bolivia la educación está a cargo del Estado, este brinda el servicio mediante el sistema de educación pública y otorga permisos para que los privados también puedan hacerlo, pero el método, programas y contenidos de estudios son determinados por el estado; el común de los ciudadanos cree que la educación prestada por el estado es “gratuita”, lo cual es un tremendo error y una falacia imperdonable, ¿Por qué? Es simple nada es gratis, todo tiene un costo, este debe ser pagado por alguien, en este caso lo paga el estado, pero ¿De dónde saca el estado los recursos para pagar los costos de la prestación del servicio educativo?, todo ese dinero proviene de los bolsillos de los ciudadanos a través de los impuestos, Bolivia es el 4to país con mayor carga impositiva en el mundo; con nuestro dinero el estado boliviano gasta en promedio más de 1000 bolivianos por mes por estudiante, monto que contrasta con el precio promedio mensual que se paga en los colegios particulares, este está entre los 390 a 500 bs por mes ; el sistema educativo lo pagamos todos y la mayor parte de estos recursos se van a mantener la burocracia del sistema, mas no al servicio educativo en sí.

 

La prestación del servicio educativo a cargo del estado no es otra que un instrumento para el adoctrinamiento y la dominación, un brillante mecanismo de control, con el cual el estado se encarga de reprimir la creatividad, matar el instinto natural de libertad, en nuestro país ha servido para inocular marxismo cultural y para convertir a los ciudadanos bolivianos en súbditos voluntarios.

 

¿Quién debe prestar el servicio educativo? La educación debe estar a cargo de los gestores naturales de esta, ¿Quiénes son los gestores naturales?, los primeros gestores naturales de la educación son los padres, en el hogar todos aprendemos las cosas más importantes para nuestra vida, aprendemos a hablar, a caminar, a comer, a saludar, a respetar, a exigir respeto, en casa conocemos los elementos y para qué sirven, es incalculable el conocimiento que de manera sistemática recibimos de nuestros padres o tutores desde que nacemos hasta que alcanzamos la mayoría de edad. Por tanto, los padres o tutores deben ser parte activa del proceso educativo, es decir deben ser parte de la elección del método, programas y contenidos de educación que recibirán sus hijos o menores a su cargo.

 

Los segundos gestores naturales de la educación son los profesores, estos poseen un primer elemento importante que es la vocación de enseñar, además que poseen la experiencia por los años de enseñanza,; pero en la actualidad nuestros maestros han sido formados por el sistema educativo actual, por defecto tienen contaminada su experiencia que les dice algo muy distinto a lo que el sistema les dice que hagan, hoy al maestro tradicional le es más fácil hacer lo que venido haciendo por años, hacer lo que ha aprendido por tradición, convirtiendo la enseñanza en proceso de reproducción simbólica, cada maestro es poseedor del conocimiento de un paradigma fragmentado, el cual transmite a sus alumnos, para luego medir cuanto asimilaron a través de los exámenes y las calificaciones. Por tanto es necesario cambiar los paradigmas de los maestros para que estos como segundos gestores naturales de la prestación del servicio educativo, puedan ser parte de la elección del método, contenido y programa y ponerlo en marcha.

 

Los tercer gestores naturales de la educación son los empresarios de la educación; existen personas que tienen la vocación de invertir capital en el servicio educativo, a lo largo de la historia los empresarios educativos han ayudado mucho más a la educación de los ciudadanos que muchos gobiernos y ministros de educación juntos; un ejemplo boliviano es la profesora y empresaria Gladys Rivero de Jiménez (creadora de los libros Alma de niño y primeras Luces) , ella por si sola le ha dado a la educación boliviana mucho más que todos los presidentes y ministros de educación de nuestra historia.

 

La prestación del servicio educativo debe estar en manos de estos tres gestores naturales, los cuales se complementan el uno con el otro para dar un servicio educativo que permita a nuestros niños ser educados para la libertad y no como hoy en día, adoctrinados para servir al Estado.

 

¿Quién debe pagar el servicio educativo? Precedentemente derrumbamos el mito de que la educación pública es gratuita, es más develamos que el costo de la educación pública (más de 1000 bs por mes por alumno) es superior al costo de la matricula mensual promedio en los colegios particulares, esta oscila entre los 390 a 500 bs promedio. El ideal es que cada familia costee con su dinero el costo de la educación de sus hijos, esto les da libertad de elegir dónde y con qué método quieren que sus hijos sean educados, además que les da mayor autoridad para exigir a los otros dos gestores del sistema educativo; pero hoy en Bolivia la mayor parte de la población boliviana vive entre el umbral de la pobreza y la pobreza, otro gran porcentaje de la población tiene lo suficiente para vivir, pero les imposible costear por cuenta propia la educación de sus hijos, esto se debe al sistema estatista y socialista que tiene Bolivia desde 1921 y constitucionalizado en 1938, sin libre mercado, sin libertad económica, con altos impuestos, con un estado grande, gordo y corrupto, la población boliviana está condenada a seguir igual; solo con una reforma total al sistema, Bolivia podrá despegar y sus ciudadanos verán paulatinamente mejorar sus ingresos y su dinero tendrá mayor cantidad de poder adquisitivo, lo cual le permitirá ahorrar y costearse el servicio educativo y otros como el servicio de salud. ¿Qué hacemos hasta que el liberalismo cambie la realidad económica del país?, en tanto el liberalismo corrija los desfases del socialismo, el estado deberá hacerse cargo del pago de las matriculas mensuales de los estudiantes, financiando la demanda; este tipo de financiamiento estatal deberá financiarse por un impuesto específico; cada 5 años el estado evaluara los ingresos de las familias para determinar si siguen siendo elegibles para la totalidad del financiamiento estatal y o solo son elegibles para que el estado les financie parte de la matrícula, de esta manera el estado vera ir decreciendo su gasto fiscal en educación en tanto los ingresos de la población vayan aumentando como consecuencia de la riqueza generada por el libre mercado.

 

¿Qué método de enseñanza es el adecuado para los estudiantes?, la respuesta es la “Libertad” ¿La Libertad? ¿Qué método es ese?, la respuesta es simple, la libertad no es un método educativo en especial, es por el contrario, el derecho que tienen los gestores naturales de la educación (Padres, Profesores y Empresarios de la educación) de decidir que método educativo consideran ellos el adecuado para sus estudiantes, es decir cada unidad educativa decidirá el método, el contenido y el programa educativo que prestara a los estudiantes, los padres se convierten en participes de la elaboración de la metodología que su hijo recibirá, además de tener la libertad de cambiar de unidad educativa cuando lo considere necesario; en este sistema educativo no existe un método ni un programa uniforme, no hay una Ley que diga cómo debe impartirse la educación, no habar un Ministerio de Educación que por decreto dirá cuántas horas debe estar un niño en la escuela, cuantos días de vacación debe tener un niño, no habrá un Ministerio de educación que determine el contenido de la información que se les dará a nuestros niños.

 

Existen muchos métodos educativos que están concebidos para explotar al máximo la creatividad y el potencial de cada niño, son métodos orientados a “educar para la libertad” a los estudiantes, entre los más destacados tenemos el Método Montessori”, la Pedagogía “Waldorf” y la “Metodología finlandesa”. El lunes 19 de Febrero, en la segunda entrega del ciclo educativo en el “Programa Cambiemos de Paradigmas” nos abocaremos a estudiar los errores del método educativo tradicional que se imparte en Bolivia, sistema que compararemos con los métodos “Montessori”, “Waldorf” y la “Metodología Finlandesa”.

 

El proceso para “Cambiar de Paradigmas” debe comenzar por lo más importante que es la educación, debemos sacar a los ciudadanos del sistema educativo de adoctrinamiento al sistema educativo de la “Libertad”, educar a los niños para la libertad es el mejor legado que los padres y la sociedad les pueden dar a las generaciones futuras en Bolivia, los esperamos el próximo domingo en nuestra siguiente columna “Educar Para La Libertad Parte II”.

 

//@VisorBolivia//

PUBLICADO ORIGINALMENTE EL 18 DE FEBRERO DE 2018 EN WWW.VISORBOLIVIA.COM

Anuncios

Autor: visorbolivia

BLOG OFICIAL DEL DIARIO MULTIMEDIA WWW.VISORBOLIVIA.COM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s