CLAUDIA SALAZAR SEÑALA LA IMPORTANCIA DE IMPARTIR DISCIPLINA A LOS ADOLESCENTES CON AMOR Y REFLEXIÓN

Los castigos de los PPFF a los futuros adultos no deben ser simples reprimendas, sino que deben llevar a la motivación para hacer un cambio de conducta

adol-02

VISOR BOLIVIA (redacción, 26 febrero).- La Dra. Claudia Salazar, especialista en hebiatría o medicina para adolescentes, brinda consejos para que los padres de familia puedan lidiar con sus hijos en esta etapa compleja del desarrollo que forma a los adultos del mañana. La disciplina es importante, pero tiene sus características para que sea efectiva y genere reflexión en cada adolescente.

“Hoy no son necesarios los golpes, como pasaba antes, los adolescentes son mucho más conscientes que nosotros en temas como la ecología, la salud y otros. La disciplina en un adolescente se tiene que cumplir, pero con amor y con límites bien establecidos”.

La disciplina en los adolescentes es un tema que siempre llama a la preocupación de los padres de familia que deben afrontar los cambios de conducta y personalidad de aquellos que fueron sus niños. Las preguntas sobre cómo educarlos, disciplinarlos y mantener control sobre sus vidas son frecuentes, reseña la especialista.

“La disciplina en adolescentes es dar amor, y hacer que los chicos en vez de sentirse castigados y agredidos se sientan amados y seguros”, dice la doctora.

Una de las principales recomendaciones para los PPFF es que cuando vayan a lanzar algún castigo, que este sea en su justa dimensión a la falta cometida, pero sobre todo que sea un castigo que se pueda cumplir.

adol1-02

“Por ejemplo, dicen los padres ‘te has aplazado en matemáticas, entonces no sales un mes con tus amigos’. Es un castigo muy largo y a la semana el adolescente va a olvidar que no puede salir con sus amigos y va a comenzar a incumplir las tareas de la casa. Hablamos de castigos que vayan de acuerdo a la infracción. Es como en el fútbol, hay amonestaciones, tarjetas amarillas y tarjetas rojas”.

Los castigos nunca deben ser drásticos, pues los adolescentes son personas en desarrollo que pasan una etapa muy emocional en sus vidas y cualquier agresión los puede dañar psicológicamente.

“Uno de los tips que se puede dar es que nunca se castigue al adolescente cuando uno, como PPFF, esté enojado por la falta cometida”, dice la profesional. Los padres y madres deben tratar de controlar sus reacciones, respirar y asumir el problema para dar un castigo que discipline y corrija al adolescente sin agresiones.

“Se debe generar conciencia y transmitir valores, si uno tira la puerta y se va con rabia, pierde esa oportunidad de hablar con el adolescente”.

El castigo, como forma de disciplina, debe llevar a una reflexión al adolescente.

Toda persona es pensante, racional, y es esta etapa de la juventud la que requiere mayor apoyo para la formación del futuro adulto. Por ello, un castigo debe ir más allá buscando que el adolescente piense y reflexione sobre lo que hizo y sus consecuencias.

“Tenemos que estar conscientes que el adolescente va a poder cumplir el castigo. Si le gusta el fútbol yo le digo no puedes jugar fútbol todo el mes. Pero esto no se puede controlar, entonces el castigo debe ser coherente, no juegas toda la tarde y terminas de leer este libro porque es necesario para que no tengas más problemas en literatura, por ejemplo”.

salazar-febrero

La doctora Salazar enfatiza que uno de los mayores errores de los padres de familia es victimizarse frente a sus hijos cuando estos comenten algún error.

Decirles “porqué me haces esto a mí que soy tu padre (o madre)” es sumamente perjudicial, pues el adolescente será proclive a crecer como un ser insensible.

“Cuando uno echa culpas se crean adultos insensibles, ellos pensarán ‘si le he hechos daño a mi madre, qué más puedo hacer’. Entonces hay que tener mucho cuidado en el tema de las culpas. En vez de decir ‘por qué me haces esto’, se puede decir me siento decepcionado por aquello que hiciste”.

EL NÚCLEO FAMILIAR

Tampoco se tiene que abusar del tiempo de los hijos adolescentes. Si bien ellos pueden ayudar en las tareas del hogar o en el cuidado de los hermanos menores, la responsabilidad de la crianza es de los padres, pues fueron ellos quienes decidieron formar una familia.

Salazar afirma que los PPFF deben comunicarse entre ellos para ser coherentes al momento de educar y disciplinar a sus hijos. También se debe trabajar mucho en la transmisión de valores a los adolescentes pues ellos seguirán el ejemplo demostrado.

“La Biblia dice que los padres deben santificarse para que se pueda enseñar a los hijos. También hay reflexiones como aquella del león grande que le dice a su cachorro ‘ten cuidado por donde  caminas’, y el cachorro le responde ‘no papá, tú ten cuidado por donde caminas porque yo seguiré tus huellas’. Es muy importante ser congruentes”.

Uno de los temas de debate es la situación de los hogares mal llamados “disfuncionales”, pues si bien pueden existir problemas entre el padre y la madre o estar separados, ambos deben asimilar su situación y comunicarse para educar y disciplinar a sus hijos.

adol2-02

“Qué significa funcionalidad, pues que funciona, no importa si papá está en su casa y mamá en su otra casa, igual va a ser una familia funcional, porque funciona en torno a sus hijos. Si tengo una mamá y un papá que aunque estén cerca no se comunican y se contradicen o chantajean mutuamente, esa es una familia disfuncional”.

Si ambos PPFF hablan el mismo idioma por el bien de sus hijos lograrán resultados efectivos, pero si ellos se contradicen el adolescente optará por escuchar, hacer caso o finalmente vivir con quien le dé mayores libertades, alternando a sus padres según sus intereses. El adolescente será manipulador.

“El adolescente es el adulto de mañana. Por ello, ante cualquier equivocación del adolescente el padre debe aprovechar para concientizar y reflexionar, no simplemente castigar, para que ese cerebro empiece a pensar en cómo resolver mejor sus problemas”.

La Dra. Claudia Salazar imparte las consultas profesionales en su consultorio de la Av. Sánchez Lima, edificio Tres Carabelas planta baja, de la zona de Sopocachi y en el Centro Médico Integral CEMIN de Ciudad Satélite, frente a la puerta de urgencias del hospital Boliviano Holandés. Las consultas y reserva de citas se pueden realizar al teléfono  2419761 y 70152055.

//@VentajasBoletín//Fotos Web//

Anuncios

Autor: visorbolivia

BLOG OFICIAL DEL DIARIO MULTIMEDIA WWW.VISORBOLIVIA.COM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s